Huesca abre los actos de celebración del Tota Pulchra con una exposición

Exposición Tota Pulchra

La tradición del Tota Pulchra vuelve a celebrarse un año más en Huesca, y este, de forma especial tras ser reconocida como Bien de Interés Cultural Inmaterial. Dentro de los actos programados, este lunes se inauguraba la exposición “Lumen ad civitatem: la ceremonia del Tota Pulchra”, que podrá verse hasta el 22 de enero en la Catedral de Huesca.

Audio sin título
Audio sin título

Esta exposición discurre por las capillas del interior de la Catedral. Se trata de un recorrido interdisciplinar por la historia de Huesca, en el que se repasan el arte, las tradiciones o los principales personajes intelectuales, al igual que algunas de las vicisitudes de la antigua Universidad.

La antigua Universidad de Huesca duró casi quinientos años, hasta que fue suprimida por Decreto en 1845. La herencia de aquella prestigiosa  institución oscense pasó al Instituto Provincial, y luego, al Instituto Ramón y Cajal.

   

La celebración del Tota Pulchra conmemora la unión religiosa, municipal y universitaria para pedir, ante la Inmaculada Concepción, el fin de una peste que asolaba la ciudad en 1564. El objetivo de esta muestra es acercar, todavía más, la ceremonia del Tota Pulchra a los oscenses. Una celebración de gran calado en la ciudadanía, equiparable a las Completas en San Lorenzo, asegura José María Nasarre, delegado de Patrimonio de la Diócesis de Huesca.

   

La exposición ha sido organizada por el Grupo de Trabajo Permanente "La herencia de la Universidad de Huesca" del Instituto Ramón y Cajal, junto con el Museo Diocesano y el Área de Bienestar Social y Archivo del Ayuntamiento de Huesca.

Hay más actos programados para celebrar este año el Tota Pulchra. Este martes desde el Salón de actos del Palacio Villahermosa se realizará una videoconferencia sobre la catedral de Huesca, con José Mª Lahoz, profesor de Historia del Derecho de la Universidad de Las Palmas, a las 19 horas.

Finalmente, el día 7 de diciembre, se celebrará la Ceremonia del Tota Pulchra.

TOTA PULCHRA

La celebración del voto a la Inmaculada Concepción en el oficio del Tota Pulchra se desarrolla anualmente en Huesca el 7 de diciembre. Esta liturgia une, desde 1564 a tres instituciones, la académica, con el IES Ramón y Cajal como heredero de la Universidad Sertoriana, la religiosa y la municipal.

Huesca es la única ciudad en la que todavía se celebra el Tota Pulchra y, además, se ha hecho de manera ininterrumpida durante siglos. Para respaldar la petición de ser declarado Bien de Interés Cultural, se elaboró un informe lo más completo posible. Recuerda que el Tota Pulchra es el oficio de vigilia de la Inmaculada Concepción de María que se celebra anualmente en la catedral de Huesca la tarde del 7 de diciembre, víspera de esa festividad mariana. Se trata de una rica liturgia en la que se congregan un gran número de oscenses, así como las instituciones de la ciudad que desde el siglo XV mantienen el voto a la Inmaculada Concepción: el Cabildo catedralicio, la Corporación Municipal y el claustro de profesores del Instituto de Enseñanza Secundaria Ramón y Cajal de Huesca, heredero de la Universidad Sertoriana desde la desaparición de ésta en 1845. El oficio toma el nombre del canto Tota Pulchra es, María.