Más de 300 jóvenes aprenden sensibilización medioambiental en Monegros

La sensibilización medioambiental es uno de los objetivos del proyecto Life Creamagua, en especial la dirigida a los niños y jóvenes del territorio. En concreto el proyecto europeo, que coordina la Comarca de Los Monegros hasta diciembre de 2014, contempla un programa de actividades didácticas que se van desarrollando en paralelo al resto de acciones.

En este sentido, más de 300 alumnos de educación secundaria de Los Monegros están realizando durante estas semanas visitas de campo a las actuaciones del proyecto Life Creamagua, guiadas por monitores de la Fundación para la Promoción de la Juventud y el Deporte.

Se trata de estudiantes del I.E.S. Montesnegros de Grañén, del I.E.S. Monegros Gaspar Lax de Sariñena y de la sección de Bujaraloz del I.E.S. Mar de Aragón de Caspe. De este modo, los jóvenes conocen de primera mano el funcionamiento de los humedales, la labor de restauración y de plantación realizada en el entorno del río Flumen, así como la fauna y flora característica, todo ello mediante juegos de identificación de paisaje y de dinámicas que consiguen atrapar la atención de los chavales y retener contenidos de una forma sencilla y atractiva.

Esta labor de concienciación medioambiental se complementa con los talleres teóricos que se realizan en las aulas, durante las que se expone el contenido, objetivos y acciones del proyecto, así como su importancia para el territorio y para su desarrollo sostenible. Todo ello, mediante el trabajo con las unidades didácticas que están adaptadas a las distintas edades de los alumnos.

El material pedagógico explica la biodiversidad del río Flumen y gira en torno al cómic “Las aventuras de Martín Creamín” la mascota del proyecto Creamagua y sus amigos. Los objetivos de las unidades didácticas son dar a conocer la acción del agua sobre el ecosistema de Los Monegros, describir los problemas del río Flumen a su paso por la comarca y conocer las acciones del proyecto Life Creamagua.

Las sesiones incluyen una presentación audiovisual que introduce el tema con la ayuda de la mascota Martín Creamín y el cómic del proyecto, junto con la explicación del monitor. Después, unos juegos ayudan a fijar algunos conceptos y aportan dinamismo a la unidad. Finalmente, un experimento en el aula y un taller de manualidades ilustran lo expuesto.