Dos detenidos por supuesta estafa y usurpación de funciones públicas

Desde el pasado mes de mayo, el Seprona de la Guardia Civil de Huesca se encontraba investigando unas informaciones que indicaban que unos supuestos agentes, se estaban poniendo en contacto con sociedades de cazadores y presidentes de cotos de caza de la provincia de Huesca. Pedían una colaboración económica para insertar un anuncio en una revista con motivo del 25 aniversario de la fundación del Seprona.

En muchas de las conversaciones, al parecer, se insinuaba que en caso de colaboración, el Seprona podría obviar o incluso ignorar infracciones en materia cinegética de las que fueran testigos dentro de los cotos, indicándoles que en caso de no colaborar se podría crear malestar entre los agentes, el cual afectaría negativamente en la aplicación de la normativa de la actividad cinegética.

Con toda la información recabada desde el Seprona de la Guardia Civil de Huesca, se dio inicio a la Operación “Nullius”, orientada a la detención de un grupo organizado dedicado a la estafa y coacciones de personas asociadas en el sector cinegético para lucro personal.

Gracias a la buena colaboración existente con la Federación Aragonesa de Caza, se pudieron recoger, solo en Huesca, más de diez denuncias, estando pendientes de unificar otras denuncias formuladas en diversos organismos, así como en diferentes provincias y se continúan las investigaciones para la localización de entidades perjudicadas.

Tras una investigación patrimonial y de movimientos bancarios se logró identificar y ubicar a los presuntos autores de los hechos en la localidad de Illescas (Toledo), el pasado 26 de noviembre el Seprona de Huesca con colaboración de personal del Puesto Principal de Illescas, se procedió a la detención de D.S.M.C., de 37 años y de D.C.T., de 35 años, ambos como supuestos autores de un delito de estafa y otro de usurpación de la función pública, los cuales quedaron en libertad con obligación de personarse cuando fueran requeridos para ello por el Juzgado.

De los hechos se instruyeron las oportunas diligencias por el Seprona de la Guardia Civil de Huesca, que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Huesca.