El programa “Aprendiendo a Emprender” continúa en Frula y Sariñena

El CRA La Sabina de Frula y el C.E.I.P. LA Laguna de Sariñena son los dos centros de Los Monegros que este curso 2013-2014 participan en el programa “Aprendiendo a Emprender”, junto con otros 22 colegios de todo Aragón. Se trata de un programa del Gobierno de Aragón y de la Obra Social de IberCaja, que pretende promover el espíritu emprendedor, la autonomía e iniciativa personal de los estudiantes de 5º y 6º de primaria.

Dentro de las actividades del proyecto “Aprender a emprender”, las agentes comarcales de empleo y desarrollo (AEDL), Virginia Arrieta y Anabel Lacosta, comenzaban a impartir charlas formativas a los alumnos de Frula y harán lo propio en Sariñena a lo largo de este mes de diciembre.

Como novedad este curso, se realizó un juego sobre el plan de empresa, con el que se familiarizó sobre los aspectos más destacados que deben analizar para hacer realidad un proyecto empresarial. Los alumnos de 5º y 6º de Frula crearán una cooperativa escolar común y en Sariñena está previsto que formen hasta cuatro cooperativas escolares.

A lo largo del curso los alumnos aprenderán a crear y gestionar una cooperativa y a fabricar un producto. El último paso será venderlo de forma real en el mercadillo de cooperativas escolares que tiene lugar todos los años en el marco de Estepárea a nivel comarcal y, posteriormente, a nivel autonómico en Zaragoza. El objetivo es que entiendan el funcionamiento del mundo empresarial, que adquieran competencias emprendedoras, al tiempo que se promueven actitudes de colaboración, resolución de conflictos y asunción de responsabilidades.

La comarca de Los Monegros participa en este programa desde su inicio en el curso 2009-2010, puesto que este territorio fue pionero en su implantación y posteriormente se extendió a todo Aragón, adoptándolo después desde el gobierno autonómico. A través de otros programas educativos la Comarca de Los Monegros promueve el espíritu emprendedor entre los niños y jóvenes, como medio para fijar población en los pueblos. Estas iniciativas son Estepárea, con más de una década a sus espaldas, o el programa transfronterizo Comenius Regio, cuya segunda edición junto al Pays Tolosan francés ya está dando sus primeros pasos.