La Feria del Libro Aragonés es necesaria para la promoción y difusión de las obras y autores

Feria Libro Aragonés FLA

La XIX edición de la Feria del Libro Aragonés en Monzón acogerá hasta el domingo 45 presentaciones, 90 autores firmarán libros, habrá talleres de caligrafía, cata de vinos, tapas, cócteles y cenas literarias con el objetivo de fomentar las relaciones entre el escritor y el lector. Como destacaba Joaquín Casanova, presidente de la Asociación de Editores de Aragón, la feria es necesaria para la difusión y promoción de lo que se hace en la Comunidad Autónoma.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

La Feria que era inaugurada por el director general de Comercio y Artesanía, Juan Carlos Trillo, quien destacaba que era una joya y destacaba el esfuerzo que realizan desde los editores a la organización para que todo salga a la perfección.

La alcaldesa de Monzón, Rosa María Lanau, destacaba el papel de la cultura y la lectura que hace que todos seamos más solidarios y nos hace más iguales.

El poeta zaragozano, afincado en Madrid, Ángel Guinda era el encargado de leer el pregón oficial en el que expresaba el deseo que en cada libro de la feria hubiera un contrato de trabajo.

La presidenta de la Institución Ferial de Monzón, Marisa Mur, destacaba que en estos casi 20 años de existencia la feria se ha convertido en un ejemplo de convivencia entre escritores y lectores.

Este año la Feria del Libro Aragonés acoge el primer encuentro de Grupos de Lectura de las Bibliotecas de la provincia de Huesca, que servirá para intercambiar experiencias. Los premios FLA serán este año para Chorche Paniello, primer director, y Antón Castro, Premio Nacional de Periodismo Cultural.

A la inauguración acudían, entre otros, el presidente de la Comarca del Cinca Medio, José Antonio Castillón, la diputada provincial y concejal del PSOE, Elisa Sanjuán, el concejal de esta formación, Marcos Monter, representantes de los empresarios, comercio o amas de casa.