La falta de ayudas a las ADS preocupa en las zonas con gran movimiento de ganado

Las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) de la Ribagorza se muestran preocupadas por lo que podría suponer para el territorio el recorte en las subvenciones que perciben estas entidades por parte del Gobierno de Aragón. Víctor Catalán, veterinario de la ADS de Benabarre y coordinador provincial de la Agrupación de Ganaderos de Porcino, indicaba que la Ribagorza es una zona de paso muy importante, con gran movimiento de ganado, que precisa de un control exhaustivo de enfermedades por lo que se pecaría de descontrol si se recortase en medios.

Catalán explicaba que la reducción es de más de un 60% lo cual pone en peligro el desarrollo de programas de defensa sanitaria y, por lo tanto, el estatus sanitario de las explotaciones ganaderas.

El presupuesto para 2013, de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria, es de 950.000 euros, y para 2014, aunque se había anunciado, el aumento en un millón más para todas las ADS de Aragón, que hubiera permitido ejecutar todos los programas, finalmente, éste se reducirá a medio millón de euros, cantidad según Víctor Catalán insuficiente.

Además, en el caso del sector porcino, no existe ningún tipo de ayuda directa de la PAC, y las indirectas son escasas, además de estar sometido a presión legislativa, sobre todo, en lo que a cuestiones sanitarias se refiere. Además, recordaba, que los ganaderos de porcino acaban de concluir con la adaptación a la normativa de bienestar animal que ha supuesto invertir entre 140-150 euros por cerda reproductora que, en el caso de la Ribagorza, alcanzan las 25.000 cabezas.

Esperan, desde las ADS, que el G.A rectifique y que haga un pequeño esfuerzo económico para poder garantizar que estas entidades dispongan de los medios suficientes para llevar adelante la ejecución de los distintos programas.