La Catedral de Huesca se llena para escuchar el Tota Pulchra, nuevo BIC inmaterial

tota pulchra

La Catedral oscense se llenaba en la tarde del sábado para escuchar el canto del Tota Pulchra. Cientos de oscenses acudían a presenciar este acto litúrgico y cultural que tenía, en esta edición, un componente especial, y es que la dirección general de Patrimonio ya lo considera uno de los cinco Bienes de Interés Cultural Inmaterial que tiene la Comunidad. Esta ceremonia une, desde 1564 a tres instituciones, la académica, con el IES Ramón y Cajal como heredero de la Universidad Sertoriana, la religiosa y la municipal.

Ha sido esta unión y la riqueza cultural de la celebración los que han hecho posible que el Gobierno de Aragón considerase que son merecedores de la declaración de BIC Inmaterial.

El párroco de la Catedral de Huesca, Juan Carlos Barón, habla de una tradición “muy bonita y muy nuestra, que sólo algunas Universidades en Europa y alguna en América la mantienen”. Esta declaración, añade, supone que no la vamos a perder.

Unos 60 músicos de orquesta y coro se reunían este año para interpretar las piezas musicales del acto, que incluye el Tota Pulchra, un himno del siglo XIV que se utiliza como canto a la Virgen. Su letra está tomada del Cantar de los Cantares (4, 7) y dice “Toda hermosa eres, María, y no hay mancha alguna en ti”.

El acto comenzaba con la procesión en la que participaban profesores del Instituto Ramón y Cajal de Huesca, miembros del consistorio oscense con la alcaldesa Ana Alós a la cabeza y el Cabildo Catedral con el señor Obispo de Huesca, Julián Ruiz. Procesionaban para reunirse y acabar en la capilla de la Inmaculada, donde se desarrollaba el acto litúrgico en el que se intercalaban las piezas musicales.

La Orquesta está formada por músicos voluntarios, alumnos del Conservatorio de Música de Huesca y músicos de la Banda Oscense. El Coro compuesto por voces masculinas y femeninas está formado por voluntarios y voluntarias y miembros de los distintos coros de las Parroquias de la Ciudad (Coral interparroquial). El director de la Orquesta y Coro es el M.I.Sr. Maestro de Capilla de la Santa Iglesia catedral de Huesca, D. José María Aso Buen.

Entre las composiciones que se interpretan en esta celebración está Ave maris stella ( Himno gregoriano), Variaciones sobre el tema del Ave Maris Stella de José María Aso Buen; Salmo 97 ( Cantad al Señor un cántico nuevo) de José María Aso Buen; Tota Pulchra de Giovanni Cesare Aldeaga; Salve y una improvisación en el Órgano Mayor de José María Aso Buen.

Se utiliza como ajuar litúrgico, la capa pluvial para el Señor Obispo del siglo XVII, tejida en hilos de oro y plata, procede de un antiguo terno llamado dorado (Consueta del Doctoral Novella) del que sólo se conserva esta pieza; el Báculo que porta el Sr. Obispo. Llamado de D. Pedro Agustín, Obispo de Huesca, muerto en 1572. Es de taller oscense, plata sobre dorada, fundición, burilado, cincelado, esmalte nielado. Recientemente ha sido limpiado y consolidado en los talleres del Orfebre Fernando Piró de Zaragoza; Cetros de canónigos, plata y plata sobredorada. Talleres de Huesca. Hechos en 1775; capas pluviales de los canónigos. S. XVIII el tejido, rehechas en el siglo XIX, seda tejida en hilos de colores trama de hilo dorado; Incensario siglo XVIII. Talleres de Huesca. Restaurado en los Talleres del Orfebre Fernando Piró de Zaragoza; Naveta del siglo XVI. Talleres de Huesca; Cruz procesional del siglo XVII, plata sobredorada; Maza del Cabildo de la Santa Iglesia Catedral. Taller de Florencia (Italia). Siglo XVI; Estatutos de la Universidad Sertoriana de Huesca. (A.C.HU nº 73. Manuscrito año 1567; Salva, S.XVI. plata en su color cenefa burilada. Escudo de los Atarés en el centro; Credencia para dejar las mazas, repostero con las armas de los Atarés, trama y urdimbre oro y plata , bordado en realce, hilo de seda de distintos colores tejido del siglo XVI, (unido al terciopelo en el taller de costura de la Parroquia de la Catedral en 2010) enmarcado con cordón de oro a punto de bolonia; Paño de Atril. Taller bordador de Huesca, finales del siglo XVI (unido al terciopelo en el taller de costura de la Parroquia de la Catedral en 2011)

Directora del Instituto Ramón y Cajal lleva traje académico y vara de autoridad, Plata y carey, los profesores del Claustro, mucetas de color azul, color propio de los escolares y profesores del colegio Mayor de Santiago de la Universidad Sertoriana. El Ayuntamiento, de etiqueta según costumbres en las celebraciones.

HISTORIA DEL TOTA PULCHRA

Huesca ha sido una de las ciudades que más ha luchado por la proclamación, la defensa y la celebración del privilegio de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Esta relación afectuosa entre dicha festividad y la ciudad oscense se remonta al siglo XIV.

Sin embargo, una de las fechas más reseñables es el año 1564. Tras un nuevo brote de la peste, el Ayuntamiento y Cabildo Catedral hicieron voto de defender el privilegio mariano, uniéndose a ellos la Universidad. En 1651 la peste asoló nuevamente la ciudad y las tres instituciones, Ayuntamiento, Cabildo Catedral y Universidad, hicieron voto de ir en procesión a la iglesia de San Francisco el domingo infraoctava de la Inmaculada. A ella se unieron todos los gremios y el clero parroquial.

Pocos años más tarde, en 1619, el Cabildo Catedral tomó el acuerdo de celebrarla con toda solemnidad, como la fiesta del Corpus. Y en ese mismo año la Universidad y los Cabildos Catedral y Municipal juraron oficialmente la proclamación y defensa de la Inmaculada Concepción.

En la Desamortización, cuando se cerró el convento de San Francisco, el Ayuntamiento pidió al Cabildo Catedral que la imagen deNuestra Señora del Voto y la fiesta de la Inmaculada pasasen a la Catedral, donde continúa la celebración y la imagen del Voto recoge el fervor de los oscenses.

En 1954, centenario de la definición del dogma mariano, Huesca erigió el monumento a la Inmaculada y le dedicó la plaza en que está construido, con consagración especial de la ciudad.

Recientemente, esta celebración del Tota Pulchra ha sido proclamada Bien de Interés Cultural Inmaterial por el Gobierno de Aragón. El día 13 de noviembre entró en vigor esta declaración, todavía en fase provisional, pero que ya otorga al oficio del Tota Pulchra protección legal, según la ley de patrimonio vigente.

Este año, para conmemorar su declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial se han organizado actividades relacionadas con la Inmaculada Concepción y el oficio del Tota Pulchra. El lunes, 2 de diciembre, se inaugura la exposición "Lumen ad civitatem: la ceremonia del Tota Pulchra", en la Catedral de Huesca, a las 19 h. Esta exposición se podrá visitar hasta el día 22 de enero.