Huesca Televisión ofrece a sus espectadores el canto del Tota Pulchra

La celebración del Tota Pulchra, ceremonia religoso-musical, que se interpreta desde hace siglos en Huesca, el 7 de diciembre, en la víspera del día de la Inmaculada, se podrá ver esta tarde, en Huesca Televisión, a partir de las 8 de la tarde. Grabada íntegramente el pasado sábado, la televisión local de Huesca la emitirá para que todos los oscenses y altoaragoneses puedan ver y conocer este acto, que ha conseguido, este año, ser declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial, por parte del Gobierno de Aragón.  El Tota Pulchra, presidido por el Obispo de Huesca, Julián Ruiz, fue interpretado por una orquesta formada por músicos voluntarios, alumnos del Conservatorio de Música de Huesca y músicos de la Banda de Huesca. El coro estaba compuesto por voces masculinas y femeninas, formado por voluntarias y voluntarios, y miembros de los distintos coros de las Parroquias de Huesca, en lo que es la Coral interparroquial, todos ellos dirigidos por el Maestro de Capilla de la Catedral, José Mª Aso.  Las composiciones que se interpretaron fueron:   Ave maris stella ( Himno gregoriano)  Variaciones sobre el tema del Ave Maris Stella de José María Aso Buen. Salmo 97 ( Cantad al Señor un cántico nuevo) de José María Aso Buen TOTA PULCHRA de Giovanni Cesare Aldeaga Salve Improvisación en el Órgano Mayor de José María Aso Buen.   A las 19 de la tarde del día 7 de diciembre de 2013, desde el Colegio Mayor de Santiago (anexo al Ayuntamiento de Huesca) salió, precedido de la maza de la Universidad Sertoriana, que portaba un alumno y de los estatutos de esta misma Universidad, (Codice nº 73 del Archivo Capitular de la Santa Iglesia Catedral de Huesca del año 1567), el claustro de profesores del instituto Ramón y Cajal de Huesca, herederos de la Universidad Sertoriana, llevando el traje académico. En este breve espacio se unió al Cabildo Municipal de la Ciudad que con timbales y maceros desfilaron hasta el atrio de la Catedral donde estaban esperándoles el Cabido Catedral. La Catedral solemnizó el momento con un volteo general de campanas. Dentro de la Catedral por la nave meridional se dirigieron a la Sacristía, donde esperaba el Obispo. Tras los saludos de bienvenida se salió en procesión por la nave meridional de la Catedral hasta la capilla de la Inmaculada donde se desarrolló el acto litúrgico. En este mismo acto se interpretó el TOTA PULCHRA de Giovanni Cesare Aldeaga y la Salve.