Reunión en Loporzano del Patronato de la Sierra de Guara

 

Este miércoles, junto a la ermita de la Virgen del Viñedo de la localidad de Loporzano (Huesca), se reunirá el Patronato del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, donde entre otras cuestiones también hará repaso del plan de inversiones del año 2013 –ejecutado en un 98%, con un total de 791.310 euros-, del presupuesto y actuaciones previstas para 2014, y donde se analizará el estado de tramitación del plan de subvenciones de este ejercicio, entre otras cuestiones. Estará presidido por Ana Alos, alcaldesa de Huesca

En junio de este año el pleno del patronato del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara (Huesca) dio el visto bueno al borrador del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de este territorio protegido, que incluye estrategias para combinar su protección con su uso público y el desarrollo socioeconómico de la zona.

Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara

Creado en 1990, es el mayor Espacio Natural Protegido de Aragón, extendiéndose por 80.739 hectáreas en el centro de la provincia de Huesca. Abarca los términos municipales de Abiego, Adahuesca, Aínsa-Sobrarbe, Alquézar, Arguis, Bárcabo, Bierge, Boltaña, Caldearenas, Casbas de Huesca, Colungo, Huesca, Loporzano, Nueno y Sabiñánigo.

Este Parque Natural constituye la principal sierra prepirenaica y alberga los barrancos más atractivos de Europa. Reúne diferentes sierras prepirenaicas entre las que destaca por su extensión y altura la que da nombre al Parque, culminada por el Tozal de Guara (2.077 m).

Todo el territorio se caracteriza por la belleza y espectacularidad de sus paisajes, fruto de una compleja estructura geológica y de los procesos de erosión asociados a la red hidrográfica. Profundas y estrechas gargantas de caliza, recorridas por ríos como el Flumen, Guatizalema, Vero, Mascún o Alcanadre; mallos de conglomerado como los de Vadiello o el Salto de Roldán; barrancos, cuevas, valles, etc. conforman una impresionante arquitectura natural convertida en una de las mecas del barranquismo.

Entre los barrancos más conocidos destacan Mascún Superior, Cañon de la Peonera, Balces Superior, Oscuros de Balces, Cañon del río Vero, Formiga, Barrasil, Gorgas Negras, Barranco Fondo y Gorgonchón, situados en parajes de gran belleza paisajística y de naturaleza salvaje.

 

Es notable la variedad de nichos ecológicos, cobijo de importantes especies de flora y fauna, sobre todo, adaptadas a los roquedos. Entre las primeras, destaca la endémica Petrocoptis guarensis y, entre los animales, las numerosas colonias de buitres leonados y la presencia de quebrantahuesos, águilas reales, alimoches, etc.

Al Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara se solapa el Parque Cultural del Río Vero, cuyos numerosos abrigos con pinturas rupestres han sido declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO. 

Una completa red de senderos discurre por este Parque pudiendo conocer más profundamente el patrimonio de la zona. Una clásica ruta es la que llega hasta el Tozal de Guara por el collado de Petreñales, pudiendo disfrutar de una bella panorámica al igual que el sendero de la ermita de San Martín de la Val d'Onsera o el sendero que desde el Sarsa de Surta llega al Tozal de Asba. Otro itinerario rinde homenaje a aquellos pueblos deshabitados  de la sierra como Las Bellostas o Letosa