El "I Certamen de Ilustración Dulce" de Pastelería Tolosana ya tiene Ganador, el artista santanderino Adrián Santiago Pejac.

El pasado 3 de diciembre finalizó la evaluación de las obras presentadas al "I Certamen de Ilustración Dulce" de Pastelería Tolosana, con la reunión y deliberaciones del Jurado.

Previamente, el Jurado había preseleccionado una veintena de obras para un estudio más detallado, de esta fase se eligieron 10 obras que alcanzaron la condición de finalistas, en función de su calidad, la técnica empleada, así como su idoneidad y cumplimiento de la temática requerida en las bases del Certamen.

En la reunión definitiva del Jurado se valoraron individual y pormenorizadamente cada una de las diez obras finalistas, estableciéndose un amplio debate sobre el espíritu de las mismas, su profundidad, su singularidad y las técnicas empleadas. Tras este debate y una última votación con un resultado final ajustado, se determinó un Ganador y un Accésit, a las siguientes obras y autores:

Obra: Dulce Caperucita

Autor: Adrián Santiago Pejac

Origen: Santander

Accésit

Obra: Mariposas en el estómago

Autor: Samuel Gaudó Bellarre

Origen: San Mateo de Gállego

En la obra ganadora, "Dulce Caperucita", el Jurado ha valorado especialmente su calidad de dibujo y su composición, así como lo sugerente de la escena reflejada con un toque de diversión.

En la obra merecedora del accésit "Mariposas en el estómago", el Jurado quiere destacar su originalidad así como la buena resolución del dibujo a la hora de trasladar la sensación de movimiento.

El Jurado, con relación a todas las obras presentadas, quiere poner de manfiesto el gran interés, por parte de los jóvenes, en participar y contribuir, con su propio lenguaje y medios de expresión a la vida social y cultural de nuestra Comunidad.

Este tipo de iniciativas permite a los ilustradores, un colectivo que habitualmente no cuenta con muchos espacios de promoción, trasladar sus cualidades, técnicas y experiencias a un público más amplio, facilitándoles comprobar sus capacidades y explorar en espacios artísticos reales.

El Jurado quiere animar a los jóvenes ilustradores a participar en este tipo de iniciativas, profundizando en las técnicas y presentaciones, buscando "un eje argumental que les permita expresarse al máximo y trabajar con dosis de autocrítica, para poder entre todos hacer que la ilustración crezca y abra nuevos caminos.