Cien familias se acogen ya a los beneficios del Centro Social de la cruz Blanca

Economato Cruz Blanca

Hace apenas un mes que la Fundación y los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca inauguraban en Huesca el Centro Social Hermano Isidoro. Ahora el Centro funciona a pleno rendimiento, como lo corrobora la firma este viernes del contrato de vinculación con el usuario número cien. La Fundacion considera esta cifra un hito, aunque el número real de beneficiarios es muy superior, ya que alcanza a toda la familia que está a su cargo.

Estos cien usuarios pueden acceder a todos los servicios que ofrece el Centro Hermano Isidoro. Entre los más demandados están el de atención psicológica o el servicio sanitario, ya que en la actualidad algunas familias de usuarios tienen imposibilitado el acceso a determinados medicamentos. También son reclamados los servicios de orientación jurídica, de formación y empleo, y por supuesto el Economato Social, espacio en el que el usuario tiene libertad para consumir los productos que necesite canjeándolos por puntos de la tarjeta del Centro.

Las tarjetas son de uso personal e intransferible y su validez es temporal, al ser susceptible de cambios la situación personal de los beneficiarios. Esta tarjeta se carga con un número de puntos variable según los ingresos familiares. Estos puntos equivalen a euros y los precios de los productos se corresponden con los del mercado, para que la situación sea igual a la economía doméstica. Además se proporcionan unas pautas de alimentación dirigida por el equipo de nutricionistas de la Universidad de Zaragoza y de Feaccu, orientando en la configuración de menús más saludables y ajustados a la economía familiar, contribuyendo así al proyecto educativo.

Existe una contraprestación por parte de los usuarios, quienes deben seguir unos itinerarios personalizados de incorporación social. Buenos ejemplos de estos itinerarios son las acciones formativas (laborales y prelaborales) que se han planificado para este mes de diciembre a través del Programa Entaban y el Programa de Inserción Laboral del Instituto Aragonés de Empleo.

A través del Programa Entaban se van a desarrollar el Taller prelaboral de autoconocimiento personal (del 13 al 16 de diciembre), el Taller de habilidades sociales (del 17 al 18 de diciembre) y el Taller prelaboral de alfabetización informática (del 17 de diciembre al 23 de enero).

Dos de estas usuarias del Centro Hermano Isidoro son Guillermina y Oumaima. Guillermina es usuaria desde principios de noviembre y en la actualidad está inscrita en el Taller prelaboral de autoconocimiento personal. La mayor parte de productos de su cesta son infantiles, pero también hay hueco para los básicos de consumo como pescado, huevos y aceite. Cuando se le pregunta, únicamente echa en falta que haya más carne en la estantería de frescos.

Oumaima también acude a diario al Economato. Allí adquiere productos a los que no podía acceder hasta hace poco ya que ningún miembro de su familia tenía ningún ingreso económico. Tiene dos hijas con las que acude habitualmente para que aprendan la dinámica del consumo y la importancia de una alimentación sana y equilibrada. Además sabe que el Centro dispone de un espacio habilitado para los más pequeños mientras los padres están haciendo la compra, o quizá en alguna entrevista personalizada o en un taller de formación o habilidades sociales.