Ampliación de la Ruta Nabatera

ruta nabatera

Con la colocación del monolito en Puyarruego, la Asociación de Nabateros del Sobrarbe ha ampliado la “Ruta Nabatatera”. Laspuña, Aínsa, Puyarruego, Morillo de Tou y Monzón son las localidades que forman parte de esta ruta y en cada una de ellas los nabateros han colocado un símbolo relacionado con las nabatas.

La Asociación de Nabateros del Sobrarbe se ha marcado también como principal objetivo la ampliación del actual museo que se encuentra en Laspuña. En el museo se dan a conocer todas las herramientas que utilizaban los nabateros, los recuerdos de los descensos internacionales en los que han participado y los carteles de las 29 ediciones de los descensos por el río Cinca. El portavoz de los nabateros, Joaquín Betato, explica que tiene previsto completarlo con exposiciones fotográficas y audiovisuales.

En el año 1941 tuvo lugar el último descenso nabatero profesional. En 1984 la Asociación de Nabateros de Sobrarbe recuperó esta tradición del descenso de nabatas por el río Cinca que el próximo año cumple el XXX aniversario. Joaquín Betato, portavoz de los nabateros del Sobrarbe, destaca que conmemorar este aniversario es un “auténtico orgullo”.

El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón declaraba "Bien de interés cultural inmaterial" la cultura del transporte fluvial de la madera en Aragón. Se reconocía y protegía de esta forma una actividad tradicional que constituye una parte esencial del patrimonio etnológico aragonés y que sigue viva mediante la celebración anual de descensos de nabatas. Además, el Gobierno de Aragón se ha adherido al proyecto de candidatura de la cultura del transporte fluvial de la madera para que sea incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Se trata de una candidatura compartida con Navarra, Cataluña y Castilla-La Mancha.