1.535 millones de euros para impulsar el desarrollo socioeconómico y la vertebración territorial

El Plan General de Carreteras de Aragón 2013-2024 del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón va a destinar más de 1.535 millones de euros a impulsar el desarrollo socioeconómico de Aragón y el empleo; mejorar la vertebración en la Comunidad Autónoma potenciando el equilibrio del Sistema de Ciudades Principales de Aragón configurado en las Directrices Generales de Ordenación Territorial de Aragón, además, de invertir en el mantenimiento de toda la red de carreteras de Aragón y mejorar la seguridad vial con especial atención a los tramos de los itinerarios en donde se concentran los accidentes en la red que es de competencia del Gobierno de Aragón, y donde el paso de las carreteras por áreas urbanas puede constituir un factor de riesgo para los ciudadanos.

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, ha presentado junto con el director general de Carreteras del Ejecutivo autonómico, Miguel Ángel Arminio, el documento final del Plan General que será aprobado mañana en Consejo de Gobierno y que supone un incremento de más de 147 millones de euros con respecto a la aprobación del Avance del mismo.

Este Plan, será aprobado definitivamente, tras haber obtenido el informe favorable de la Comisión del Plan General de Carreteras (con representación de las Diputaciones Provinciales, las Comarcas, los Municipios, la Administración Central y la Confederación Hidrográfica del Ebro) y haber sido sometido al proceso de información pública y a evaluación ambiental. Fruto de este proceso de tramitación ha incrementado su presupuesto inicial pasando de 1.387 millones de euros a un volumen total de 1.535 millones de euros.

De esta forma, dedica más 651 millones de euros ( el 42,47%) a obras de construcción y mejora destinados, por un lado, a la ejecución de obras para corregir déficits estructurales y mejorar los firmes de las carreteras de Aragón que más tráfico soportan y por otro, también para la redacción de propuestas de nueva infraestructura.

A su vez, con el objetivo de garantizar que se invierta el equivalente al 2% del valor patrimonial de las carreteras aragonesas en el mantenimiento y conservación de la propia red tal y como se recoge en la Ley de Carreteras de Aragón, se reservan 537 millones de euros (el 35%) para mantenimiento y conservación para recuperar en los primeros cuatro años el nivel de inversión en conservación de años como el 2008. Asimismo, se destina más de 14 millones de euros a los dispositivos de vialidad invernal para garantizar el correcto mantenimiento de las carreteras en época de climatología adversa.

El Plan también fija sus recursos en atender la mejora de la seguridad vial destinando un importe de 92,4 (6,02%) millones de euros para realizar los trabajos necesarios en los tramos de concentración de accidentes y llevar a cabo mejoras de seguridad en carreteras que discurren por áreas urbanas para minimizar los riesgos del tráfico.

Asimismo, a través de este Plan, el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte también pone el acento en la gestión coordinadaentre administraciones con lo que se propone que más del 11,55 % del presupuesto permita ejecutarse de forma coordinada en colaboración con varias Administraciones o Entidades para actuar sobre carreteras de Aragón donde exista intereses conjuntos hasta alcanzar un volumen de más de 177 millones de euros. Precisamente, tras la aprobación definitiva del Plan, se procederá a la elaboración de un decreto de actuación concertada entre las administraciones con el fin de hacer un uso eficiente y eficaz de los recursos de las distintas administraciones en beneficio del ciudadano.

Un documento que si bien completa ahora su proceso de tramitación ya se ha puesto en marcha en el presente año 2013 con la licitación de actuaciones, por ejemplo, el acondicionamiento de la A-125 entre el límite provincial de Navarra y Valareña, o la A-1226 en la intersección de la A-22 y Fornillos, además de los refuerzos de firme en la A-127 entre la N-232 y Ejea de los Caballeros o en la A-140 entre Límite provincial de Lérida y Tamarite de Litera o la A226 entre las localidades de Corbalán y Cedrillas, sin olvidar las actuaciones puestas en marcha para mejorar la seguridad vial como la variante de Albalate de Arzobispo o de Sariñena en la A-131, junto con los terceros carriles en la A-138. Todas ellas incluidas dentro del conjunto de actuaciones prioritarias en el primer periodo del Plan hasta 2016.

Así, cabe destacar que el presupuesto de la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón para el 2014 se ha incrementado en casi un 8% para atender los objetivos de este Plan General de Carreteras que, dentro de sus actuaciones prioritarias impulsará en el 2014 nuevos acondicionamientos como el de la A-126 en Remolinos o de la A-130 en la intersección entre la N-240 ( Monzón)-Estación Selgua o en la A-226 entre Mirambel-límite provincia de Castellón, así como nuevos refuerzos de firme en la A-1512 Albarracín-Intersección A-1703 o la variante de Valderrobres.

Además, cabe destacar, que fruto del proceso de participación pública se han incluido algunas actuaciones como la incorporación dentro de la red mallada de la carretera A-1107 de conexión entre la N-2 y la N-232 por Pina de Ebro para planificar actuaciones de acondicionamiento o la inclusión de la propuesta de estudio y planificación de un nuevo tramo de carretera para completar la conexión de los Valles de Chistau y Benasque, además del desdoblamiento de la A-127 Gallur-Ejea.

También, la inclusión de actuaciones en la Red Autonómica de Aragón para ejecutar de forma concertada con otras administraciones o entidades como es por ejemplo la construcción de la glorieta en la carretera A-221 en la intersección con la carretera A-1411 en Maella o la mejora en el tramo de la carretera comarcal A-1206 de Esquedas a Loarre o el refuerzo de firme en la carretera A-1236 comarcal entre Monzón y Fonz o actuaciones de mejora en la subida del Puerto de Alcubierre, entre otras medidas.

Un plan que destina el mayor volumen de recursos, reduciendo los indirectos, a obra en carretera para mejorar la circulación de los usuarios, las comunicaciones entre los territorios y favorecer la generación de riqueza en el territorio.