La Ciudadela de Jaca incrementa su presupuesto en un 9% para 2014

Jaca ciudad vista genera aérea Ciudadela Castillo

El Consorcio del Castillo de San Pedro se ha reunido este martes en Jaca para aprobar el presupuesto de 2014 además de presentar las actividades programadas para el próximo año. Tanto los ingresos del Castillo como el número de visitantes han aumentado en este año que ahora finaliza, por lo que las previsiones son de optimismo. Prueba de ello es que el presupuesto para el año que viene será de 276.910 euros, un 9,1% más que el de 2013.

EL General Jefe de la Subinspección General Pirenaica, Fernando González Arteaga, ha indicado que ‘gracias al aumento de número de visitantes el Consorcio se mantiene de forma estable y económicamente consolidado’.

En relación con las visitas al Castillo, indicar que hasta el 30 de noviembre lo han visitado 36.824 personas, frente a los 31.410 visitas del mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento total de visitantes superior al 17 %. Pero más importante, si cabe, es comprobar que el número de visitantes durante el año 2013 ya ha superado el máximo histórico del Consorcio, que fueron 36.077 en 2008.

Un atractivo que ofrece el Castillo y que ha tenido una buena demanda han sido las bodas. Pero los responsables de la Ciudadela reconocen que han establecido un número de ocho por año, porque hay que evitar que en temporada alta las visitas se vean limitadas por estos eventos, ya que el objetivo principal del Castillo son las visitas y su promoción cultural.

En cuanto a la propuesta de actividades para el año 2014, se harán diferentes actividades como conferencias sobre la Guerra de la Independencia en Jaca, exposición sobre el Castillo, exposición de botones de uniformes de la época de la Guerra de la Independencia, concurso fotográfico, recreación histórica, para conmemorar el Bicentenario de la recuperación del Castillo a las tropas francesas por parte de las tropas del General Espoz y Mina en febrero de 1814. Realización de Visitas Teatralizadas durante la temporada alta y ciertos puentes del segundo semestre del año, y el montaje, con carácter permanente, de una sala para la exposición de las obras premiadas en los Premios Ejército de Miniaturas de años anteriores.