La actual deuda de Aramón es de 78 millones de euros

Cerler Telesilla El Molino

El presidente de Aramón, Roberto Roberto Bermúdez de Castro ha defendido en la comisión de economía de las Cortes de Aragón la gestión y transparencia de los dos últimos años de Aramón argumentando la reducción de 15 millones de la deuda y reconoce que deberán esperar sine die los grandes proyectos como la ampliación de Cerler y la Unión de las estaciones de Astun, Candanchu y Formigal.

Como ya apunto en una reciente entrevista a Radio Huesca, ha cifrado la deuda actual en 78 millones de euros y ha asegurado también que no se harán recalificaciones de terrenos. Por otro lado, los ocho despidos junto a bajadas de entre un 7 y un 25 por ciento de salarios de los directivos ha permitido un ahorro de un millón de euros. La oposición ha criticado que quieran ampliar superficie esquiable mientras sigue habiendo pérdidas y la inestabilidad laboral de los trabajadores temporales.

LOS DATOS

Además, ha explicado que se ha conseguido refinanciar 71 millones de euros, aunque ha matizado que el Gobierno de Aragón e Ibercaja (los dos socios de Aramón) “han tenido serias dificultades para llevar acabo la refinanciación de la deuda. Los bancos acreedores no se han portado bien ni con el Gobierno de Aragón ni con Ibercaja, se han portado muy mal”.

De esta manera, 59 millones de euros de esa cantidad se han refinanciado con Caixabank, Bankinter, con el Banco Popular, con el BBV y con Bankia, ya que han hecho un sindicato bancario. El resto, 11,7 millones de euros, corresponde a una póliza de Ibercaja que “ha quedado excluida del plus bancario”, según ha explicado Bermúdez de Castro.

Esta deuda, está refinanciada a 10 años y tiene que ser pagada cada 31 de julio a un tipo de interés del Euríbor de tres meses más un margen de 450 puntos básicos con una revisión semestral del tipo de interés. Además, ha comentado que se les ha obligado a desembolsar una parte del capital “que nos faltaba” que asciende a más de dos millones de euros, pero ya está desembolsada.

Asimismo, también están obligados a vender ciertos activos que ya estaban en venta como es el Hotel Formigal una parcela histórica de Aramón. “Si no vendemos esos bienes habrá que desembolsar más capital, pero creo que se van a vender”, ha señalado. También ha explicado que “nos obligan a tener un Ebdita mínimo de 10 millones de euros”.

“Dicho esto, Aramón tiene que llevar a cabo medidas de ajuste”, ha apuntado el consejero. De esta manera, ha asegurado que una permisa de este ajuste era “salvaguardar el empleo” en las estaciones de esquí, ya que “Aramón genera trabajo”. Así, tomaron dos medidas “claras”. La primera de ella una reestructuración de los sueldos de la sociedad y la desaparición de ciertas direcciones generales del grupo.

“En esta reestructuración han salido ocho personas”, ha afirmado Bermúdez de Castro y ha explicado que la bajada del sueldo ha sido de entre el 7 y el 25% a los directivos “no al que cobra 500 o mil euros, sino al que cobra más de 60.000 euros”. Con todo esto, el consejero ha apuntado que se ha conseguido ahorrar más de un millón de euros.

De esta manera, el presidente de Aramón ha señalado que es necesario más tamaño para las pistas de esquí aragonesas y así poder ponerse a la altura de su competencia. Por esto, apuesta por unir estaciones y por la ampliación de Cerler, aunque matiza que debido a las condiciones económicas de la empresa no se va a poder realizar todas las acciones deseadas.

Sin embargo, ha asegurado que se hará una pista de evacuación en Panticosa y se mejorará la innivación en esa misma pista “para que no tenga los mismos problemas de este año” y van a hacer una pequeña actuación para conseguir que Cerler tenga una salida a otro valle o a otra carretera para que pueda acceder a más mercados. “Una está garantizada que es lo de Panticosa y la otra nos gustaría hacerla si tuvieramos alguna opción”, ha matizado el presidente de Aramón.

Bermúdez de Castro ha afirmado a los parlamentarios autonómicos que los planes de ampliación del dominio esquiable aragonés se regirán por “la máxima transparencia, consenso y procesos garantistas”. En relación con el denominado Dominio Castanesa, con el que se pretende ampliar la estación de Cerler, Bermúdez de Castro ha revelado que “no creo que esta ampliación, con un coste de 200 millones, se lleve a cabo de manera completa, puesto que la veo inviable”.

GRUPOS PARLAMENTARIOS

Los grupos parlamentarios, informa Aragón Press, han hecho su exposición sobre el grupo Aramón. Así, Joaquín Palacín, diputado de CHA ha señalado que “el problema que tenemos en Aragón es el modelo que representa Aramón, ya que se deberían explotar las estaciones de esquí de otra forma”. Palacín ha criticado también que las pérdidas “han oscilado alrededor de los siete millones cada año desde 2007” y ha remarcado que “el número de esquiadores no aumenta”, por lo que “crear una gran superficie esquiable, en la que habrá que invertir mucho dinero y que puede que no genere beneficios, es una huída hacia adelante”.

Por parte de IU, grupo solicitante, también, de la comparecencia, ha intervenido Adolfo Barrena, quien ha querido dejar claro que “estar en contra de Aramón no es estar en contra de la nieve”, ya que, según el diputado, “la nieve es un motor de desarrollo que hay que cuidar, potenciar y gestionar, lo que no está haciendo Aramón”.

Por parte del PSOE ha intervenido Florencio García Madrigal, quien se ha mostrado dispuesto a apoyar “un modelo global y ponderado donde se distribuya riqueza, se modernicen las estaciones e infraestructuras y no se generen enriquecimientos o plusvalías desmedidas para titulares privados”. El diputado socialista ha pedido “desarrollar proyectos muy consensuados en los Pirineos, ya que suponen una seña de identidad para los aragoneses”.

El diputado del PAR Antonio Ruspira ha manifestado que “el proyecto de Aramón es estratégico, prioritario y fundamental para el territorio, ya que genera empleo, vertebra y desarrolla el territorio” y ha señalado que “hay que conseguir que la cuenta de resultados sea positiva”.

Por último, por parte del PP, ha comparecido la diputada Yolanda Vallés quien ha reiterado “el apoyo del PP a las medidas del grupo Aramón” y ha animado al consejero a “seguir adelante para impulsar este proyecto tan importante para Aragón”.