CNT sale en defensa de cuatro trabajadoras del IES Mor de Fuentes que han sido expedientadas

CNT denuncia el expediente disciplinario que se ha abierto a cuatro de las cinco PESD (Personal de Servicios Domésticos), pertenecientes a la Sección Sindical del IES “Mor de Fuentes” de Monzón, por considerar que son acusaciones ambiguas, que carecen de rigor y concreción. Creen que esta medida “va en la línea que viene siguiendo la Dirección Provincial de Educación con varios de los expedientes disciplinarios que tienen abiertos contra aquellos que reivindican sus derechos laborales, sindicales o sociales”.

Según explica CNT, los motivos por los que se expedientaba a estas trabajadoras son “desobediencia a las instrucciones y órdenes de sus superiores, retraso y disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de sus funciones, y discusiones con los compañeros de trabajo que alteran la buena marcha del servicio”. Para el sindicato, estas acusaciones son propias “de lo que suele darse en el ámbito de lo público, cuando se quiere sancionar de antemano, perseguir o arrinconar dentro de un centro de trabajo a personas que quieren velar por los derechos que los acompañan”.

Consideran que la situación se podría haber solucionado de “forma responsable y conciliadora” entre el director del instituto y cada una de las sancionadas. Sin embargo, se ha convertido en una “justificación legalista para intentar arrinconar a cuatro trabajadoras que molestan por sus inquietudes a la hora de conocer sus funciones dentro del centro”, según CNT, que ve en esta afirmación la causa real del origen del conflicto laboral.

Denuncian además que la dirección del centro amenace a estas empleadas con la posibilidad de privatización del servicio o la amortización de plazas, entre otras medidas. En opinión del sindicato, “las pone en contexto para que se piensen bien las reivindicaciones o solución de dudas que previamente le habían hecho al Comité de Empresa en octubre de este mismo curso y que dieron origen a la actitud desobediente temporal que ellos califican de esta manera”.

Por todo ello, creen que este proceso sancionador “debería archivarse de inmediato, accediendo la Dirección Provincial a evaluar con detenimiento las irregularidades y abusos que, en la parte denunciante, se evidencian después de las declaraciones de las partes”.

CNT concluye mostrando su total solidaridad hacia las compañeras afectadas y avisan de que, al margen de la resolución, estarán al tanto “de la actitud de la Dirección Provincial de Educación con las irregularidades encontradas” y tomarán las decisiones jurídicas que consideren oportunas.