La reforma de la Administración Local uno de los miedos de la DPH en un 2013 "complicado"

Pleno DPH Diputación Provincial

La Diputación de Huesca, en un año que ha vuelto a ser muy complicado, ha seguido con su apoyo a los pequeños ayuntamientos de la provincia, así como a las entidades sociales y personas que más lo han necesitado con el Plan de Ayuda a las Familias Altoaragonesas con menos recursos.

Uno de los asuntos destacados y en los que la Diputación de Huesca tomaba parte era su rechazo ante la ley de reforma local, el presidente de la institución, Antonio Cosculluela, espera que sea una legislación que no se aprueba, ya que podría ser la puntilla a muchos ayuntamientos.

A lo largo de este año, el ente provincial colaboraba con las carreteras afectadas por la riada del año anterior, volvía a entregar los premios Félix de Azara, el galardón principal fue para la Asociación de Ganaderos de la Alta Ribagorza.

Aprobaba el Plan de Concertación Económica, por el que se destinaban 2,36 millones de euros para ayudar a los ayuntamientos para el gasto corriente de los municipios. Durante este año también ponía en marcha una inversión pública de 2,2 millones de euros a través del Programa de Desarrollo Rural Feader. Dentro del Plan de Concertación económica repartía 1,6 millones de euros para favorecer la contratación. Anunciaba también la inversión de más de 2 millones de euros en obras de acondicionamiento y urbanización en 59 municipios.

La DPH anunciaba también la inversión de 19,2 millones de euros en obras y servicios municipales en los próximos dos años. El objetivo es dar respuesta a las necesidades que en materia de obras y servicios que demandan los ayuntamientos. Esta cantidad se suma a los más de 2 millones de euros que se invertirán en las obras del plan Feader.

Siguió con su petición de retomar las obras pendientes en los tramos altoaragoneses de las autovías A-21, A-22 y A-23. En carreteras pedía de manera unánime la agilización para tramitar los trabajos de dos tramos pendientes del Eje Pirenaico: Fiscal-Balupor y el congosto de Ventamillo. También se realizó la mejora del acceso al Monasterio de San Victorian.

En cuanto a nombres propios, Antonio Escalona, un histórico, renunciaba a su puesto en la institución provincial, tras prestar servicio en la misma durante 14 años en distintos cometidos.

La Diputación de Huesca adjudicaba la gestión la del servicio de Teleasistencia Domiciliaria a Cruz Roja por cerca de 470.000 euros, lo que permitía continuar con la prestación social en la provincia.

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, y Michel Pélieu, presidente del Consejo General de Altos Pirineos, anunciaron en Tarbes la creación de una Agencia Europea de Cooperación Transfronteriza (AECT), que ambos coincidieron en calificar de instrumento de primer nivel para “reforzar la cooperación que va a permitir prolongar en el tiempo la relación entre ambos territorios y poder anticiparnos y concurrir de forma más eficaz a los próximos programas europeos”.

La diputada de Hacienda, Lourdes Arruebo, y el vicepresidente de la DPH, Miguel Gracia, presentaban los presupuestos de la institución provincial para 2014, que ascienden a 71 millones de euros, de los que el 61% se dedicará a inversiones en el territorio altoaragonés.