El aumento de las listas de espera marca el 2013 sanitario

El año que dejamos atrás comenzaba con la amenaza de los recortes de personal, y lo cierto es que las contrataciones se han reducido drásticamente. Desde la Administración no se facilitan datos, pero el sindicato CC.OO. ha hecho sus cuentas y habla de un 20% menos de contratos, lo que redunda en un aumento de las listas de espera que ha marcado el año sanitario en la provincia. Fue en el mes de enero cuando llegó uno de los ajustes que más afectan a los ciudadanos. Se decidió el cierre de la atención de los médicos de cabecera por las tardes.

En cuanto a los avances, destacan la implantación de la receta electrónica en todo el territorio o la aprobación de un calendario de vacunación única.

En cuanto a las listas de espera, los últimos datos que proporciona el Gobierno de Sanidad son de los meses de mayo y junio. En ese primer tramo del año la lista de espera de pacientes que esperan para una intervención quirúrgica en el hospital San Jorge ascendía a unas 2.500 personas, según los datos que manejan los propios profesionales. En el mes de junio eran 1.965, y en junio de 2012 unos 300 pacientes menos. La evolución es creciente, también en la espera para una consulta con el especialista. La media, pues, es esperar unos cinco meses.

Las concertaciones con clínicas privadas han frenado esta escalada, pero los profesionales ven con preocupación la disminución de la actividad en los quirófanos de los hospitales públicos. Cuando desapareció el pago de horas extraordinarias el Gobierno de Aragón habló de comenzar a contratar médicos en horario de tarde. Un año después, esas contrataciones se han producido en Zaragoza, algo que también debe influir en las listas de la provincia, pero los datos no están actualizados desde hace 6 meses.

El año 2013 ha sido también el año de la intervención del Salud en las contrataciones de cada centro. Desde el mes de noviembre el Departamento no autoriza ninguna contratación de personal del Servicio Aragonés de Salud sin el visto bueno de los Servicios Centrales, algo que antes competía a la gerencia del centro. Es una medida de recorte para unos y de eficiencia para otros.

Los profesionales médicos se quejan de falta de contratación para sustituir jubilaciones y bajas y de un aumento de la precariedad. A esto y a la desaparición de las horas extraordinarias achacan el aumento de las listas de espera porque los quirófanos han disminuido su actividad.