La beatificación de los mártires altoaragoneses, destaca en el balance de la diócesis de Barbastro-Monzón de 2013

Este es uno de los asuntos más importantes de este año que finaliza, junto con el de los bienes que todavía no han regresado a Aragón. Los obispos de Barbastro-Monzón y Huesca tienen previsto mantener en las próximas semanas una entrevista con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, para tratar este tema y encontrar una solución.

La iglesia beatificaba en octubre a 522 mártires, entre los que se encontraban 22 religiosos altoaragoneses. Entre ellos los 18 monjes benedictinos del Monasterio de Nuestra Señora de El Pueyo de Barbastro y los sacerdotes, José Jordán y José Nadal, conocidos como los “curetas de Monzón”.

Más de 25.000 personas participaban en Tarragona en una ceremonia religiosa calificada como la mayor beatificación de la historia de la iglesia. 300 altoaragoneses acompañaban al obispo de Barbastro-Monzón Alfonso Milián, en esta celebración religiosa en la que se beatificaba a los denominados “Mártires del siglo XX”.

En la historia diocesana de Barbastro-Monzón destacan las canonizaciones de Santa Teresa de Jornet e Ibars (1974) y San Josemaría Escrivá de Balaguer (2002), las beatificaciones de 51 Mártires Claretianos (1992), Escolapios (1995), el obispo Florentino Asensio y Ceferino Jiménez Malla (1997). Los últimos altoaragoneses beatificados en Roma (28 octubre 2007) fueron Cruz Laplana (Anciles) que fue obispo de Cuenca y su secretario Fernando Español (Anciles).

Otro de los temas que continúa es el de los bienes. A pesar de las reiteradas sentencias de la Santa Sede que obligan a la diócesis de Lérida a devolver las 112 obras de arte a Barbastro-Monzón, los bienes continúan en depósito en Lérida. Tampoco han regresado las piezas que reclaman los Ayuntamientos de Berbegal y Peralta de Alcofea, localidades pertenecientes a la diócesis de Huesca.

Los obispos de Barbastro-Monzón y Huesca, Alfonso Milián y Julián Ruíz, comunicaron al Gobierno de Aragón que no podían cederle la propiedad para que defendiera este tema en los tribunales y tienen previsto mantener próximamente una reunión con el Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín para abordar este asunto.