La nueva la ley de espectáculos deja sin cotillón público a Sabiñánigo

Ante el malestar manifestado por un grupo de jóvenes por la no celebración de Fiesta de Nochevieja en el Polideportivo de la Plaza de la Constitución, el alcalde se ha dirigido por escrito a este colectivo señalando que desde el Ayuntamiento de Sabiñánigo se ha hecho todo lo que ha estado en su mano para poder celebrar esta fiesta al igual que en años anteriores.

Precisando que no es su responsabilidad determinar las condiciones económicas ni de aforos de los bares de Sabiñánigo, siendo la del Ayuntamiento que ofrezcan los mejores servicios a los ciudadanos cumpliendo con la ley.

En las explicaciones que ofrece informa que desde el Ayuntamiento para poder realizar una cesión y explotación de un edificio público, como es en este caso el polideportivo, debe seguir un procedimiento administrativo, ya que no se puede adjudicar “a dedo” a la empresa que quiera, o en su caso ceder la explotación a una asociación sin ánimo de lucro. En los últimos años la fiesta ha sido organizada por la Ostra Azul concretamente, o se ha sacado a licitación pública, invitando a su participación a todos los bares de Sabiñánigo, y ha sido adjudicado a uno de ellos.

Este año, en el último Consejo de Fiestas, la Ostra Azul trasmitió su negativa a hacerse cargo de este servicio debido al malestar producido dentro de la misma por las diversas críticas recibidas sobre su gestión. Ninguna otra peña ni asociación ha querido realizar el servicio.

Jesús Lasierra recuerda en su carta lo que comentó en su día en Radio Sabiñánigo la concejala de fiestas, Elena Margeli, que ante esta situación, y como se ha hecho en otras ocasiones, el Ayuntamiento, sacó a licitación pública el uso del polideportivo para la organización de la fiesta al precio de 10 € , pidiendo los requisitos que marca la ley, una legislación endurecida por el Gobierno de Aragón este año debido a los tristes acontecimientos producidos en otras ciudades de España en fiestas de estas características.

A la licitación, en la que exige ni más ni menos que lo que dice la ley en fianza, plan de autoprotección, seguros de responsabilidad civil y vigilancia entre otros requisitos, solo se presentó una empresa que finalmente ha desistido.

Al quedar desierta la adjudicación, explica en su carta, que el Ayuntamiento puede hacer una adjudicación directa , algo que también se ha intentado con varios empresarios locales, pero ha sido hasta el día 27, cuando se ha sabido de forma fehaciente, que nadie está interesado en la organización. Deja igualmente claro que el Ayuntamiento serrablés no ha suspendido ninguna fiesta, porque en ningún momento ha sido anunciada, aunque esperas no ser los causantes de que no disfrutéis de la última noche del año.