Monzón y su castillo se ponen en la salida para ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Hace varios meses que se iniciaba el camino preparando un dossier sobre las posibilidades de conseguir que Monzón pueda optar a ser nombrada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) poniendo en su bagaje el Castillo, la Catedral como sede de Cortes, su casco histórico e, incluso, su judería.

Un grupo de expertos ha documentado la singularidad de la propuesta basada en su importancia durante la Edad Media. Una vez consensuado el documento el Ayuntamiento de Monzón lo ha remitido a la DGA para tener su apoyo necesario para seguir el camino, que aún deberá recibir el espaldarazo del Gobierno Central antes de llegar a Paris, donde la comisión formada por 21 países decidiría su inclusión en el listado de ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Para ser una realidad el proyecto debe contar con el apoyo de sus ciudadanos, ya que supone el cumplir una serie de acciones y actuaciones en el entorno. La ventaja fundamental, aparte de su reconocimiento mundial, es la obtención de recursos para actuar en el casco histórico, el castillo o la catedral.

La UNESCO distingue con este título a sitios específicos que han sido nominados y confirmados para su inclusión en la lista mantenida por el Programa Patrimonio de la Humanidad, administrado por el Comité del Patrimonio de la Humanidad, compuesto por 21 Estados miembros que son elegidos por la Asamblea General de Estados Miembros por un período determinado.

El objetivo del programa es catalogar, preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural excepcional para la herencia común de la humanidad. Bajo ciertas condiciones, los sitios mencionados pueden obtener financiación para su conservación del Fondo para la conservación del Patrimonio de la Humanidad.

El catálogo consta de un total de 981 sitios, de los cuales 759 son culturales, 193 naturales y 29 mixtos, distribuidos en 160 países.

Cada sitio Patrimonio de la Humanidad pertenece al país en el que se localiza, pero se considera en el interés de la comunidad internacional y debe ser preservado para las futuras generaciones. La protección y la conservación de estos sitios son una preocupación de los 188 países que apoyan al Patrimonio de la Humanidad.

El proceso de nominación comienza cuando un país desarrolla un inventario con todos sus sitios con propiedades naturales y culturales significativas para ser incluidos en la Lista Provisional, y es importante porque un país no puede nominar un sitio que no haya estado incluido en ésta. A continuación, puede seleccionar un sitio de esta lista para ubicarla en un Expediente de Nominación. El Centro de Patrimonio de la Humanidad ofrece ayuda en la confección de este expediente, el cual debe ser lo más completo posible.

Luego, el expediente es evaluado independientemente por dos organizaciones: La Unión Mundial para la Conservación y el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS). Estas entidades elevan después sus recomendaciones al Comité del Patrimonio de la Humanidad. El Comité se reúne una vez al año para determinar si incluir o no a cada sitio nominado a la lista definitiva, y a veces suspende la decisión para solicitar más información a los Estados miembros. Hay diez criterios de selección que un sitio debe cumplir para ser incluido en la lista.