2014 en Sobrarbe: Morisma, nabatas y esperanzas en los túneles de Bielsa y Balupor-Fiscal

Sobrarbe confía en que el 2014 traiga consigo la anhelada bidireccionalidad sin semáforos en el túnel de Bielsa y el desbloqueo del tramo túnel de Balupor-Fiscal de la N-260. Aínsa regresará en septiembre al siglo VIII en una nueva edición de la popular Morisma, de carácter bienal, y la Asociación de Nabateros del Sobrarbe celebrará el 30 aniversario de la recuperación de esta tradición a través de su descenso anual.

En las primeras semanas del año está previsto que concluyan las obras de saneamiento y abastecimiento de agua en Gerbe que, dos décadas después de la reversión de sus propiedades y el regreso de sus vecinos, contará con estos servicio básicos. En relación a estos territorios expropiados para la construcción de pantanos, se espera que el nuevo año esté también marcado por los avances en el Plan de Restitución de Jánovas y José Miguel Chéliz, alcalde de Aínsa, asegura que seguirán “luchando por el sistema de saneamiento en Coscojuela”.

El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe continuará también con las obras de la carretera de Arcusa licitando el tercer tramo, que llegará hasta muy cerca de la capital sobrarbense. Desde la Comarca confían en que comiencen las obras de mejora del firme y habilitación de terceros carriles en la carretera A-138, de Barbastro a Francia por Bielsa.

El Geoparque de Sobrarbe acogerá en marzo, el Comité de Coordinación de la Red Europea de Geoparques. Representantes de los casi 60 Geoparques europeos viajarán hasta la zona para su reunión semestral de coordinación. Otra reunión importante será, en diciembre, la del Consejo de la Red de Parques Nacionales que deberá emitir un informe favorable para que pueda entrar en funcionamiento, ya en 2015, el nuevo Plan Rector de Uso y Gestión de Ordesa y Monte Perdido.

En Aínsa este próximo año será también el de la entrada en funcionamiento del nuevo centro de emprendedores primero y, más adelante, de la nueva Oficina de Turismo, situada en la avenida Ordesa, en la antigua Casilla de Camineros. En el Centro de Emprendedores se instalarán media docena de profesionales que, además de disfrutar del local, podrán poner en común sus ideas y conocimientos.