Las empresas de Monzón pendientes de la modificación de la bonificación de la interrumpibilidad eléctrica

Hidro Nitro Española, Carburo del Cinca y Química del Cinca espera que la normativa que desarrolle la Orden IET/2013/2013, de 31 de octubre, por la que se regula el mecanismo competitivo de asignación del servicio de gestión de la demanda de interrumpibilidad, minimice al máximo su efecto en los costes eléctricos de sus producciones. De no ser así podría haber consecuencia en el empleo de estas fábricas y su viabilidad, ya que supondrá entrar en pérdidas.

Se está a la espera que el Ministerio de Industria atienda las demandas de las 140 empresas, grandes consumidoras eléctricas, y dé una solución al problema, que en el caso de Hidro Nitro supone un 35 % de incremento en sus costes eléctricos lo que se traduce en un balance negativo.

Carburo de Cinca también podría optar por producir en función del coste eléctrico, cuándo esté barato producir más y cuándo esté caro disminuir al máximo la misma.

La situación en Química del Cinca podría afectar a la inversión prevista para el cambio de tecnología del mercurio a la membrana con un coste de 20 millones de euros.

Se calcula que si no hay marcha atrás unos 300 puestos de trabajo podrían verse afectados de forma directa.

El consejero de Industria, Arturo Aliaga, se mostraba hace unas fechas convencido de que iba a producirse un cambio para rebajar el impacto en las empresas grandes consumidoras de energía eléctrica.

Según define la Orden Ministerial el servicio de interrumpibilidad para un consumidor que sea proveedor del mismo consiste en la reducción de su potencia activa en respuesta a una orden de reducción dada por el operador del sistema de acuerdo a lo dispuesto en la presente orden y su normativa de aplicación.

Esta bonificación a las empresas sirve para regular el consumo eléctrico evitando el colapso del sistema en los momentos álgidos y el correcto funcionamiento en los momentos de bajo consumo.