Los escolares altoaragoneses disfrutan de los primeros días de la campaña escolar de esquí de la DPH

escolares esquí nieve

Construir un iglú en la nieve, interpretar canciones en “Furor”, nadar en la piscina cubierta, fabricar carteras con material reciclado y esquiar. Esas son algunas de las actividades que llevarán a cabo los 791 alumnos altoaragoneses que, desde enero hasta finales de marzo, participarán por grupos en la Campaña Escolar de Esquí de la Diputación de Huesca, que se desarrolla en la estación de Panticosa y el Albergue 'Quinta Vista Alegre' de El Pueyo de Jaca.

Audio sin título

La novedad de esta campaña ha sido ampliar de 14 a 16 años la edad de los participantes en la campaña. Desde el pasado domingo, día 12, cuando se inició la campaña, y hasta el próximo viernes, día 17, participan en las actividades dos grupos de 82 alumnos -38 y 44, respectivamente- de los colegios Víctor Mendoza Mendoza, de Binéfar, y Santo Domingo Savio, de Monzón.

Ellos, al igual que harán el resto de escolares altoaragoneses que participen en la campaña hasta marzo, cogieron un autobús el domingo en sus centros de origen que les llevó hasta el albergue, donde se organizaron, cenaron, descansaron y desayunaron para afrontar con buen pie su primer día del curso de esquí. De lunes a viernes, otro autobús traslada a estos jóvenes desde El Pueyo de Jaca hasta la estación de Panticosa, en la que les esperan los monitores de la Escuela de Esquí y Deportes de Nieve de Panticosa para enseñarles a esquiar en un cursillo de 14 horas semanales. Después de comer en las mismas pistas, vuelven de nuevo al albergue. Con toda la tarde -y la noche- por delante, los monitores de tiempo libre del albergue les preparan actividades didácticas y de ocio.

La coordinadora de estas actividades, Blanca Barredo, ha valorado muy positivamente la incidencia de esta campaña organizada por la Diputación de Huesca. “Fomenta valores de convivencia entre alumnos de diferentes localidades, a la vez que promueve la práctica de un deporte y de otras actividades en un entorno realmente privilegiado”, ha explicado.

Una tarde van a la piscina municipal de Panticosa y recorren la localidad, otro día, en el caso de que haya suficiente nieve, construyen un iglú en el exterior del albergue, otra tarde la dedican a realizar talleres de manualidades, algunos con material reciclado, que son precisamente los que este año se han incorporado como novedad “con el reto de complementar la actividad deportiva con otra formativa y educacional”. Si están muy cansados realizan talleres de relajación pero si, por el contrario, tienen ganas de andar más, se van de excursión a conocer la naturaleza de la zona.

Las noches son otra historia. La primera velada se dedica a realizar juegos de conocimiento, ya que en el albergue se juntan jóvenes de distintos colegios que no se conocen. Es una manera de romper el hielo para mejorar la convivencia y conseguir que disfruten más de la experiencia. Una de las veladas que más éxito tiene siempre es la denominada “Furor”, en la que los jóvenes deben interpretar canciones y competir entre ellos, al estilo de un antiguo concurso de televisión. Otra noche se les cuentan historias y leyendas de la zona y, la última velada, se les prepara una discoteca para que bailen y se lo pasen en grande.

Desde que hace más de quince años la Diputación de Huesca comenzara a organizar esta actividad, con la colaboración del Ayuntamiento de Panticosa y el Albergue 'Quinta Vista Alegre' de El Pueyo de Jaca, más de 13.000 niños han disfrutado de esta campaña, cuyo objetivo es acercar a los escolares oscenses la práctica del esquí y conseguir que disfruten de la experiencia en el privilegiado entorno del Pirineo altoaragonés.

La campaña de 2014 cuenta con una serie de novedades destinadas a mejorar la experiencia y calidad de la actividad. Entre ellas, destaca un aumento del 6% en la subvención que aporta la institución provincial por cada niño, lo que ha rebajado ligeramente el precio final que debe abonar cada inscrito. Además, se ha incrementado el abanico de edad de los participantes. Hasta ahora, solo podían apuntarse los escolares de entre 10 y 14 años, pero este año se ha ampliado hasta los 16. Finalmente, se han incluido más servicios en el precio de la campaña, como el acceso a la piscina climatizada del Ayuntamiento de Panticosa, que antes debía pagarse aparte.

En esta edición se han inscrito 791 estudiantes y docentes de 26 centros educativos de la provincia de Huesca, concretamente de municipios como Binéfar, Monzón, Huesca, Sariñena, Barbastro, Binaced, Zaidín, Fraga, Torrente de Cinca y Peralta de Alcofea. Todos ellos participarán en la campaña en diez turnos semanales de cinco días, entre el domingo y el viernes de cada semana.

Hasta allí se han desplazado este miércoles la vicepresidenta de la DPH, Lourdes Arruebo, el diputado delegado de Deportes, Francisco Mateo; el alcalde de Panticosa, Ricardo Laguna; representantes de la Estación de Aramón Panticosa, y los responsables del Albergue 'Quinta Vista Alegre', de la Escuela de Esquí y Deportes de Nieve de Panticosa y de la empresa Agiser, que conforman el equipo que coordina la campaña, para ver in situ cómo es el desarrollo de una jornada para los escolares. Durante la visita, Lourdes Arruebo ha incidido en la gran posibilidad que desde la Diputación de Huesca se da a escolares de toda la provincia de practicar el deporte de esquí, a la vez que convive con alumnos de otros colegios y “se familiaricen con este recurso que genera una actividad económica muy importante en nuestra provincia, la conozcan y disfruten de ella”.

Comentarios