Óscar Ballarín y Arturo González recuperan el camino de los romeros de Albella

Óscar Ballarín y Arturo González

La inquietud por la falta de información en torno a los pasos de San Úrbez y los romeros de Albella por el Ato Aragón fueron el principal motivo por el que Óscar Ballarín y Arturo González decidieron iniciar su investigación sobre esta tradición. El resultado, después de siete años de intensa investigación, es el libro “…A pies descalzos”.

Durante ese tiempo, han entrevistado a más de 200 personas de avanzada edad que, con su testimonio, han colaborado en la elaboración de este trabajo. En primer lugar, han averiguado el trazado del camino que realizaban los romeros para pedir agua a la cueva de Sastral o, cuando no se cumplían las rogativas, hasta el santuario de Nocito. Ballarín y González reconocen que, cuando comenzaron el trabajo, no imaginaban “todo lo que iba a salir detrás”.

Y es que, además, han descubierto que se trata de un camino natural con orígenes probablemente prehistóricos, ligado a una gran tradición oral. El camino corta de norte a sur la provincia, con toda la variedad climática y geológica que ello conlleva.

Ir “…A pies descalzos” era una de las premisas que debían cumplir estos romeros. También tenían que partir “en comunión, confesados, sin hablar, separados, con la cabeza descubierta y una determinada ropa”, explica Ballarín. Los autores del trabajo subrayan la gran “dureza” del camino y cómo ésta se incrementada “por el hecho de ir descalzos”.

Además de la obra que, bajo ese título, “…A pies descalzos”, contiene este estudio ilustrado con una importante selección de fotografías, han publicado una guía. El camino que en ella se describe tiene una longitud de 130 km, dividido en 18 etapas que pueden completarse en “una mañana cada una”, explica Ballarín. Confían en el “potencial turístico” de este recorrido que podría ayudar a revitalizar las zonas por las que atraviesa.

La labor de estos dos altoaragoneses continúa en la actualidad a través de la página web www.apiesdescalzos.es con la que pretenden “reavivar el orgullo de pertenencia” de todas las personas que, por diversas razones, tuvieron que abandonar sus pueblos y que una vez al año, se vuelven a unir en la romería en honor a San Úrbez.

Comentarios