Medalla de plata en el Mundial de perros nórdicos para José Ramón Lebrón de Canfranc

Aunque ha quedado segundo en una de las pruebas del Campeonato del Mundo de perros nórdicos que se ha celebrado en la localidad suiza de Kandersteg, José Ramón Lebrón se ha tenido que pagar hasta la inscripción. Es uno de los muchos deportistas que bajo la bandera de la Real Federación Española de Deportes de Invierno compite en la modalidad de mushing, y las cosas no le van nada mal, aunque de momento, seguirá siendo amateur. La complicidad con sus perros es lo más importante, además de entrenamientos diarios, para obtener los resultados que atesora.

Vive en Canfranc, y tiene cinco perros husky siberianos con los que entrena todos los días. En invierno sobre nieve, tanto en trineo como en esquís de fondo, y cuando no hay nieve, en bici, patines, corriendo, o como se puede. Muchos son los que le ven, tanto en el Valle del Aragón como en el de Tena y le preguntan, ya que no es muy usual en esta zona, a pesar, de que, reconoce Lebrón, ‘es un buen lugar para practicar mushing’.

Iba con unas expectativas, pero la medalla de plata ha sido una sorpresa y un gran premio para este deportista. José Ramón Lebrón competía en la modalidad de skijoring, sobre esquís de fondo y tirado por dos perros. La competición era de media distancia, tres etapas de 38 kilómetros cada una. Él mismo ha reconocido que acudió con la idea de no acabar muy lejos de los diez primeros, pero al final se hizo con un segundo puesto.

Ya ha competido en otras pruebas internacionales, como el Campeonato de Europa del año pasado en Francia, donde también quedó segundo, pero ‘hay que hacer mucho esfuerzo’ para compatibilizar el trabajo, los entrenamientos y las competiciones, a las que no acude demasiado, también por falta de ayudas económicas.