La Ley de Espectáculos Públicos no se aplicará en las próximas fiestas de los barrios

El Ayuntamiento de Huesca está estudiando cómo se va a aplicar la nueva Ley de Espectáculos Públicos de Aragón en las fiestas de la ciudad. Según los requisitos que marca el texto, que limita su aplicación a espacios cerrados, no afectaría al recinto de Peñas de San Lorenzo aunque sí lo hace a las fiestas de muchos barrios, que se celebran en carpas. Sin embargo, el punto relativo a los menores no va a aplicarse, de momento, en las próximas fiestas de los barrios, las primeras son las de San José. El concejal de Seguridad Ciudadana, Eloy Solano, explica que se seguirá la forma de actuación de años anteriores, prohibiendo la venta de alcohol a menores, pero sin aplicar la mencionada normativa.

Solano argumenta que la Ley marca que debe presentarse el plan de actuación un mes antes de la celebración y, en este caso, dice, no da tiempo puesto que la norma ha sido publicada recientemente.

A partir de ahí, se ha pedido un informe del equipo jurídico para actuar en consecuencia. El nuevo Decreto establece tres excepciones: que la fiesta sea al aire libre, organizada por un Ayuntamiento o por una entidad ciudadana o social sin entidad jurídica. Se va a valorar si, para el tema de los barrios, se puede crear una comisión habilitada formada por Ayuntamiento y Asociaciones con el fin de que no sea necesaria su aplicación, ya que, de este modo, la fiesta estaría organizada también por el Ayuntamiento.

De todas formas, explica el concejal, algunas de las cuestiones que contempla la nueva Ley ya se venían aplicando, es el caso de los aforos, los seguros o los planes de evacuación y autoprotección.

En lo que respecta a los menores, la nueva ley establece que podrán acceder a las fiestas en las que se venda alcohol si van acompañados de sus padres o tutores. Además, se permite el acceso de los menores solos, si se establece una zona sin alcohol.

Solano explica que este punto no se va a aplicar por el momento en las próximas fiestas que hay, que son las de San José y la Encarnación. Lo que no implica, matiza, que la prohibición de vender alcohol a menores se siga cumpliendo sin vacilaciones.