Por cada euro invertido en Pirineos Sur revierten diez en el territorio

Cada euro que invierte la DPH en el Festival Pirineos Sur revierte una media de poco más de 10 euros en el territorio. Así se desprende del Estudio de Público e Impacto Económico que encargaba la DPH a la Universidad de Zaragoza en la pasada edición del Festival. Se trata de una investigación que muestra aspectos significativos como un alto grado de fidelidad del público, o el impacto económico general cifrado en más de ocho millones de euros.

Cada visitante que viene únicamente por el Festival gasta, de media, unos 182 euros, contando con la estancia, mientras que quienes acuden no solo por el Festival gastan alrededor de 306 euros. Unas cifras que muestran un cambio significativo con respecto al anterior estudio de este tipo que se elaboraba en 2009.

La fidelidad del público asistente se calcula que es de un 62,5%, lo que refleja un “alto grado”, y sobre todo valoran la programación musical y el entorno en el que se desarrolla el festival De hecho, de los resultados de 602 personas encuestadas se extrae que la valoración del público de la programación musical es de 6.7 y la de las actividades paralelas de 7.1, sobre diez puntos.

Los principales lugares de procedencia del público es del propio Aragón, con claro predominio, un 46% de los casos; País Vasco como segund0o foco; y Cataluña como el tercero con un 9% de los casos. En la edición de 2013 hubo 54.000 visitantes, en total. Uno de los puntos que llaman la atención es un incremento significativo de los asistentes de Valencia, que alcanzan 3,5% de los casos.

Hay diferencias notables entre las diferentes franjas de edad de los visitantes, según si van solos o acompañados de familia, pareja o hasta qué punto acuden a los conciertos o predomina el uso de las actividades paralelas.

De este estudio se desprenden también algunos aspectos que el público pide mejorar como son los servicios y baños e incrementar la capacidad de aparcamiento. Sin embargo, Luis Calvo, director de Pirineos Sur, indica que la solución es “complicada” porque el aparcamiento no se puede incrementar sin perder la esencia del territorio. El 99% de los visitantes acude al festival en sus vehículos particulares.