Los populares de Sariñena consideran alarmistas las movilizaciones por el sistema educativo

El Partido Popular en Sariñena muestra preocupación por el alarmismo que consideran se está creando en torno a la calidad de la enseñanza en el medio rural, y especialmente en la comarca de Los Monegros. Los 'populares', manifiestan respeto a los padres y profesores que deseen expresar sus divergencias, pero señalan que las movilizaciones organizadas por la Plataforma de la Escuela Pública “no se ajustan a la situación real”.

La presidenta de los de Sariñena, Judith Budiós, advierte que "los vecinos podrían estar recibiendo una información sesgada que provoca un alarmismo innecesario". Budiós señala que, a tenor de la información facilitada por el departamento de Educación, "en ningún caso cambia la relación entre el número de alumnos y el de profesores, por lo que los ajustes administrativos no afectan a la calidad de la enseñanza que reciben nuestros hijos".

La presidenta local se refiere al argumento, esgrimido por los convocantes de las movilizaciones, de que se están perdiendo catorce docentes de Infantil y Primaria. Budiós matiza que "la plantilla de los centros responde, ahora como siempre, al número de alumnos. Es una proporción que fluctúa. Como es obvio, cuando se reduce el cupo de alumnado hay que ajustar el número de profesores, en una regla proporcional que se cubre con personal interino".

Al respecto, los populares de Sariñena recuerdan además las comisiones de servicio que se han tramitado en la zona, como en el caso de liberados sindicales, por lo que se da el caso de que un elevado número de personal fijo nunca ha desarrollado funciones educativas en Monegros. De los casos citados por los convocantes, otro se debe a la jubilación de un profesor en Sariñena "lo que en ningún caso supone la pérdida del cupo y deja abierta la posibilidad de ajustarlo en función de las necesidades del centro el próximo curso".

Otra situación paradójica se daba, por ejemplo, en Peralta, donde dos profesores de Educación Física impartían clase en las cuatro localidades del CRA con una ratio "desproporcionada", puesto que literalmente sobraban horas lectivas. En ese caso, recuerda Budiós, se decidió suprimir una de las plazas al quedar vacante en el concurso de traslados. "No existe tal pérdida de profesorado en Monegros", afirma Judith Budiós, "sino un ajuste entre el número de alumnos, el de profesores interinos y la garantía de la calidad educativa". En el caso de la Secundaria en Colegios de Primaria, las plazas se han cubierto con personal interino desde hace más de 10 años. La supresión de estas enseñanzas no supone pérdida definitiva de personal en ninguno de los casos.

Los populares de Sariñena llaman la atención sobre el argumento de la despoblación en algunos núcleos rurales al afirmar que "achacar a dos años de gobierno del PP el descenso en el número de vecinos, y por tanto de alumnos, es una afirmación cuando menos gratuita". El PP monegrino considera que los reajustes de personal dan respuesta a las necesidades reales y no implican ningún tipo de agravio a la comunidad educativa. Budiós concluye que "desde nuestro reconocimiento al derecho a discrepar, creemos sin embargo que se está provocando una desinformación inducida y una sensación de alarma completamente irreal. La calidad de la enseñanza en Sariñena y Monegros está garantizada. No hay razón alguna para abrir brechas en la normalidad, algo que sufren especialmente nuestros hijos".