El PAR insiste en la necesida de comenzar las obras de la A-22 Huesca-Siétamo

El Partido Aragonés (PAR), a través de sus portavoces en la Diputación de Huesca (DPH) y en el ayuntamiento de la capital oscense, Joaquín Serrano y Fernando Lafuente, ha valorado positivamente el anuncio de la prórroga de vigencia para la declaración de impacto ambiental del tramo Huesca-Siétamo de la A-22, de manera que no es preciso reiniciar su prolongada tramitación y ha incidido en que “ahora el objetivo de todos debe ser que culmine ya el proceso y licitar las obras de inmediato para que los trabajos comiencen en breve y esté en servicio cuanto antes ese tramo que completará todo el trazado de autovía entre Huesca y Lérida. Además, hay que aplicar las mismas condiciones y prioridad a la Variante Sur de la ciudad sin posponerla”.

Ambos portavoces han recordado que tanto la DPH como el Ayuntamiento de Huesca asumieron por unanimidad con carácter institucional, sendas iniciativas del Partido Aragonés reclamando la licitación de la construcción de las autovías de Huesca-Siétamo y de la Variante Sur antes del final de 2014, para que los trabajos comiencen el próximo año y continúen hasta que culminen con la apertura al tráfico de las dos infraestructuras. “Esta renovada unidad de todas las fuerzas políticas -han señalado- junto con las reiteradas demandas de la sociedad oscense y altoaragonesa en el mismo sentido tienen que servir para reforzar una reivindicación justa y un compromiso que ya toca, después de demasiados años de aplazamientos”.

Joaquín Serrano, que es también presidente intercomarcal del PAR, y Fernando Lafuente han remarcado la trascendencia de estas infraestructuras de transporte, destacando que “hablamos de ultimar una parte esencial del eje estratégico para el Nordeste de España y el Sudoeste de Europa que es la comunicación desde el Cantábrico por Pamplona-Huesca-Lérida al Mediterráneo. Por ello, sin duda, se trata de infraestructuras decisivas para fomentar el potencial de desarrollo y el empleo en Huesca y en el Alto Aragón, aprovechando sus recursos y ubicación central en ese espacio, y para reequilibrar territorialmente Aragón”.

Así mismo, los portavoces del PAR han querido destacar resaltar la contribución que estas inversiones supondrían “para impulsar la salida de la crisis, porque esos datos más favorables o menos negativos de los grandes indicadores económicos tienen que trasladarse a la economía real y en especial, a los ciudadanos, generando confianza y puestos de trabajo, expectativas de futuro y oportunidades después de un largo lustro de sacrificios para casi todos. Actuaciones como los avances concretos en estas obras tienen, por lo tanto, un doble efecto a corto y largo plazo que debe ser valorado además del compromiso existente que tiene que cumplirse con el Alto Aragón y su capital”.