Los bomberos de Huesca celebran su día a la espera de la aplicación de la nueva Ley de Coordinación

Bomberos Huesca Jacobo Morlán

Este sábado, 8 de marzo, el cuerpo de bomberos de Huesca celebraba su patrón, San Juan de Dios. Un día para hacer balance y poner en valor el trabajo que se realiza desde el parque de Huesca, un parque que está pendiente de ver cómo se va a aplicar la Ley de Prevención y Extinción de Incendios de Aragón. La nueva división por zonas que se ha hecho de la provincia, incluiría en su ámbito de actuación la Hoya y parte de Monegros, algo que tendría que conllevar, dice la alcaldesa, una compensación económica.

De todas formas, este plan se está desarrollando y no hay nada concretado, explica Ana Alós. “Este parque está dimensionado para Huesca y para atender emergencias puntuales en la provincia así que este cambio tendría que traer consigo una compensación económica”, afirma.

Otro tema pendiente del parque es cerrar la nueva organización tras la marcha del anterior jefe, Miguel Ángel Extremo, hace dos meses. Jacobo Morlán, el siguiente en la escala de mando, está asumiendo ahora la jefatura de forma provisional. Para cubrir esa vacante, el Ayuntamiento de Huesca decidió crear un nuevo puesto, será Adjunto de Jefatura y se situará jerárquicamente entre la jefatura y el sargento. Se está trabajando en las bases para poder sacarla a concurso.

Para celebrar el día del patrón, este sábado, se organizaba una jornada de convivencia en el parque con un almuerzo al que asistían miembros del Ayuntamiento y representantes de otros cuerpos de seguridad como Policía Local, Nacional o Guardia Civil. Previamente, se celebraba una misa en la iglesia de Santo Domingo.

Además, con motivo de esta fiesta, y al igual que años anteriores, el servicio de Bomberos ha celebrado un Torneo de Padel. El objetivo es reforzar la buena relación existente entre los distintos cuerpos de seguridad y rendir homenaje a la memoria del bombero fallecido el pasado mes de diciembre, David Ferrer, cuyos padres también asistían, visiblemente emocionados, a esta jornada.