El BM Huesca se lleva un triunfo de casta y coraje empujado por su afición

bm huesca anaitasuna

El BM Huesca jugó un partido de casta y garra, y consiguió una victoria de mucho mérito 28-25 contra Balonmano Anaitasuna. Una victoria que tras los resultados que se han dado en la jornada le deja la cuarta plaza cada vez más cerca de conseguirla. Unos árbitros con una actuación muy discutida, un equipo navarro muy potente, pero un BM Huesca que se sobrepuso a todo eso para remontar 4 goles en contra en los últimos 12 minutos y llevarse el partido.

El partido comenzaba con un equipo oscense dominador, que se colocaba hasta con 3 goles de ventaja nada más comenzar. Pero los visitantes nunca perdieron la cara al partido, y al descanso llegaban por delante en el marcador 12-13.

La segunda parte no comenzaba bien para los de Nolasco, que no terminaban de encontrarse cómodos en el partido, y se ponían 17-21 abajo en el marcador. Pero entonces llegó la jugada que lo cambiaría todo, Huesca acortaba distancias y en ese momento Molina era expulsado tras una roja. El equipo sacó el orgullo y la rabia, el público también ayudó desde la grada, y comenzó la remontada hasta ponerse 24-23 en el marcador, no estaban por delante desde el 8-7 en la primera parte. A partir de ahí intercambio de goles, hasta que gracias a un gran Corrales el BM Huesca lograba abrir brecha hasta el 28-25 final.

Meritoria victoria, ante un rival directo por la cuarta plaza, después de un calendario maratoniano entre la ASOBAL y la Copa del Rey. Ahora a descansar y recuperarse antes del próximo partido en Irún el sábado a las 19 horas, y a estar muy atentos por ver si Huesca es finalmente la sede de la Final Tour de la Copa del Rey.