Las numerosas ventas satisfacen a los comercios en la X Feria de Stocks 'Ideal'

stocks huesca feria

La X Feria de Stocks ‘Ideal’ atraía durante todo el fin de semana a algo más de 13.000 visitas, por lo tanto una ocupación en la tónica de la pasada edición, para aprovecharse de los últimos artículos de temporada que quedaban en los establecimientos oscenses participantes. Muchos de los clientes acuden a esta cita todos los años. El sábado era “el día fuerte”. Buscaban sobre todo precios asequibles y, por lo que parecía, se veían correspondidos.

El sábado se alzaba como el día grande, mientras que la segunda jornada, del domingo, era menor, tanto en público como en ventas. Aún así, la Asociación de Comerciantes de Huesca señala la satisfacción de los comercios participantes indicando que “la gran afluencia de público se correspondía en esta edición con las ventas, que eran muy positivas”. Los establecimientos a los que preguntábamos así lo corroboraban e incluso aseguraban que se trataba de “la mejor edición de la Feria”.

El balance de la Asociación de Comerciantes de Huesca es “muy satisfactorio”. Indican que el buen tiempo “animaba a acudir el sábado”, aunque el domingo era algo contraproducente porque las familias optaban con mucha seguridad por disfrutar al aire libre”.

No obstante, una incidencia técnica impedía desde las 19:00 horas aproximadamente del sábado que algunos clientes pudieran aprovecharse del anunciado descuento del 10% por el pago mediante tarjeta Visa. A media noche de ese día se pudo saber que la compañía telefónica operadora de los aparatos TPV’s, los dispositivos para realizar los cobros, presentaba los servidores inutilizados, por lo que se hacía imposible efectuar las transacciones de datos. Afectaba a determinados establecimientos mientras que en otros que se servían de otras operadoras no tenían dificultades técnicas en este sentido. Algunos clientes, ante la ausencia de explicaciones se sintieron “defraudados”. Era un impedimento que afectaba en esa franja horaria a toda España.

Los comerciantes valoraban el hecho de quitarse los últimos artículos de sus establecimientos “a precios muy asequibles” y empezar a recibir ya la nueva temporada, pero además esta Feria les sirve como escaparate para que el cliente les conozca y tengan así más opciones de fidelizarle. Esta cita es “obligada” para muchos de los establecimientos oscenses que participaban, en total había 39 expositores, por lo que supone.