Las obras de modernización de regadíos en Barbastro suponen una inversión de 21 millones de euros

balsas “Coronas”

Esta es la inversión prevista entre las tres fases que se van a desarrollar en la Comunidad de Regantes Número 1 de Barbastro y que van a modernizar 2.186 hectáreas. La primera fase de estos trabajos beneficiarán a 257 regantes y a más de 630 hectáreas de campos de maíz, viña, olivo, trigo y alfalfa. Las obras, valoradas en 4’7 millones de euros, cuentan con una subvención pública del 65% gracias a la financiación de Gobierno de Aragón, MAGRAMA y Unión Europea, mientras que el resto (35%) será aportado por la propia Comunidad de Regantes.

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha visitado las obras de la primera fase de modernización de regadíos de la Comunidad de Regantes número 1 de Barbastro desde las balsas “Coronas” y “La Plana”, que tienen una capacidad total de 76.000 metros cúbicos. Las obras de esta primera fase comenzaron en 2013 y está prevista su finalización en 2015.

Para Lobón, “era una obra muy necesaria” y ha señalado que son actuaciones complejas debido a los trámites burocráticos aunque para el consejero el tema más importante es que en la actualidad las obras se están ejecutando”.

El presidente de la Comunidad de Regantes Número 1 de Barbastro, Luis Olivera, ha mostrado su satisfacción por el buen desarrollo de las actuaciones y ha afirmado que “es una obra de futuro para los próximos 30 o 40 años”.

La segunda fase en Barbastro afectaría a 539 hectáreas con una inversión prevista de 8,6 millones de euros. Dicha obra ya cuenta con la redacción del proyecto finalizada por parte de SARGA y se prevé que ésta pueda licitar las obras a finales de este semestre. Ya por último, se contempla realizar una tercera zona, con una superficie de actuación de 963 hectáreas y un presupuesto de 8,2 millones de euros. En esta parte se están dando los primeros pasos para comenzar cuanto antes la redacción del proyecto, que se estima pueda finalizarse en 2015. Tras su redacción, aprobación y licitación, comenzarán las obras.

La Comunidad de Regantes nº1 del Canal del Cinca de Barbastro aprobaba en asamblea el proyecto para llevar a cabo una segunda fase de estas obras de modernización del regadío. De momento, se está llevando a cabo el trámite burocrático para firmar los respectivos convenios con SARGA y la DGA.

La principal diferencia con la primera fase es que en ella habrá tres zonas con diferentes tipos de presión y, en la nueva, la presión estará unificada por sus características geográficas.

En su visita a la ciudad del Vero, el consejero Lobón ha firmado en libro de honor del Ayuntamiento de Barbastro, y su recorrido ha finalizado en la empresa barbastrense, Mieles Fortea, en la que ha conocido el proceso de elaboración de miel.