La estación de Astún y la Guardia Civil realizan una jornada de prevención de riesgos en montaña

Astún nieve estación esquí

Este miércoles la estación de Astún y los grupos de rescate de la Guardia Civil, realizan la jornada anual de prevención de riesgos en montaña. Desprendimientos de nieve controlados, rescate en silla o desarrollo de búsqueda de personas tras un desbordamiento de nieve, serán algunas de las prácticas que se van a desarrollar. Como gran novedad de esta jornada se encuentra la utilización de los Drones (multicopteros no tripulados) que poco a poco van incorporándose al día a día de los centros invernales

En un año de grandes acumulaciones de nieve y una climatología complicada, las condiciones para esta práctica son óptimas. En el entorno de la estación se desarrollaran en primer lugar desencadenamientos de desplomes de nieve controlados. Los sistemas que se utilizaran son los conocidos como Avalancher de origen norteamericano y GAZ.EX., cañones de control remoto que provocan el derrumbe mediante una detonación de oxigeno y propano.

Posteriormente en la zona de Canal Roya y el trampolín de saltos, se procederá a la práctica de rescate en silla y búsqueda de personas atrapadas por un desprendimiento. En el desarrollo de esta actividad, se pondrá en práctica todo el protocolo de localización y salvamento, utilizando además perros especializados en estas tareas. También podrá apreciarse nuevamente la gran utilidad del uso del ARVA (dispositivo de localización de victimas de avalanchas) en este tipo de rescates.

Como gran novedad en esta jornada, la aparición de los Drones (multicopteros no tripulados) que poco a poco van incorporándose al día a día de los centros invernales. Una de sus aplicaciones más claras es el de su utilización en tareas tanto de rescate, como de control de esquiadores y prevención de riesgos para los mismos.