El Departamento de Agricultura revisará a lo largo de 2014 la designación de zonas vulnerables a nitratos

El Departamento de Agricultura revisará a lo largo de 2014 la designación de zonas vulnerables a nitratos. Así se ha informado a Asaja Aragón en una reunión mantenida este jueves, ante las peticiones presentadas por la Organización Profesional Agraria.

Esta campaña agrícola ha entrado en vigor la nueva designación de nuevas zonas vulnerables a la contaminación de aguas por nitratos, al publicarse la Orden de 10 de septiembre de 2013 del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Esta designación ha supuesto un incremento de las zonas designadas, entrando municipios que hasta ahora no estaban designados o ampliándose la zona afectada en municipios ya designados en el anterior periodo.

Desde Asaja Aragón se presentaron alegaciones a esta designación, alegaciones que no fueron aprobadas. No obstante desde Asaja Aragón se han mantenido reuniones con el Departamento de Agricultura para intentar rebajar estas zonas afectadas. De forma paralela desde Asaja se han realizado encuentros con agricultores y ganaderos de las zonas delimitadas, con el fin de informarles de esta problemática, de las obligaciones derivadas de esta designación, y por otra parte de los pasos que se estaban dando para encontrar una solución al problema.

En un encuentro mantenido este jueves entre representantes y técnicos de Asaja Aragón el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha informado de la revisión de estas zonas, mediante la realización de nuevos muestreos en las zonas designadas. Estos nuevos muestreos se realizarán a lo largo de este año 2014, siendo en 2015 cuando se interpretarán los datos obtenidos, existiendo la posibilidad de que se disminuyan los municipios afectados en caso de que los mismos no muestren niveles elevados de nitratos.

Desde Asaja Aragón agradecen la buena disposición mostrada en todo momento por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, órgano competente para designar estas zonas y por la Confederación Hidrográfica del Ebro, órgano competente para realizar los muestreos, buscando puntos de encuentro ante las alegaciones planteadas.