“El canon de saneamiento es injusto y desigual”

Mariano Mérida, miembro de Red de Agua Pública de Aragón, ofrecía, en Graus, una charla-debate acerca del Plan de Dep7uración y Canon de Saneamiento de Aragón en la que, entre otras cuestiones, calificaba el plan de depuración de sobredimensionado y caro, y acerca del canon de saneamiento, indicaba que es injusto y desigual porque contempla variables y distintas situaciones cuando tendría que ser igual para todos los aragoneses.

Audio sin título
Audio sin título

Mérida hablaba acerca del problema que, desde los años 90, ase arrastra, en Aragón, con la construcción de depuradoras, mediante un plan que contemplaba alrededor de 260 depuradoras y colectores y que tras su revisión ha quedado reducido a 29 infraestructuras.

Lo calificaba de sobredimensionado y ponía como ejemplo, la depuradora de Graus, que funciona al 57% (el promedio de todas las que hay construidas en Aragón), y además con métodos que resultan, tecnológicamente, muy caros para que los “soporten” localidades de 200 ó 300 habitantes. Apuntaba como dato significativo que en Aragón el m3 de agua depurada cueste 1,45 euros mientras que, en La Rioja apenas llega a 0,14.

En el caso de Graus, explicaba Mariano Mérida, se paga bastante más por el canon de saneamiento que por el abastecimiento. De hecho hay localidades en las que paga tres y cuatro veces más por el primero que por el segundo.

Recordaba que 15 años después del inicio del plan especial, en el Pirineo, no se ha llevado a cabo la construcción de todas las depuradoras que estaban previstas y quela solución “salomónica” ha sido crear un canon de saneamiento a medida, es decir, en localidades pirenaicas de más de 200 habitantes, abonar un 40%, y en las que están por debajo de esa cifra, un 25%. Una decisión que Mérida calificaba de injusta y desigual.

El viernes 21 de marzo, en Zaragoza, hay convocada una manifestación, a las 19 horas, y tras la misma se entregarán al Justicia de Aragón todas las firmas recogidas donde se plasma el malestar y el descontento de muchos aragoneses con este Plan que "sólo ha servido para privatizar parte del ciclo del agua"