La familia propietaria de la Cartuja quema su último cartucho para la titularidad pública

La Cartuja. Alberto Borrás y José María Palá

La familia propietaria de la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes abría las puertas del monasterio de par en par para mostrar, a un grupo de cincuenta personas del territorio, las partes más desconocidas como el claustro, celdas de los monjes, cementerio, torre o camarín de la Virgen. Como toda una declaración de intenciones, querían dejar claro que “no tenemos nada que ocultar” y buscan la ayuda y el apoyo de todos los grupos políticos y ciudadanos para conseguir ceder la propiedad, según su punto de vista, al Gobierno de Aragón.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

El ejecutivo autónomo rechazó por el alto de coste de su restauración el ofrecimiento de la familia propietaria, que recibió la noticia en el mes de septiembre con sorpresa porque consideraron que era ventajoso y justo para que lo asumiera la DGA, la institución con la que había negociado durante años siendo de distinto color político.

En la visita y la reunión posterior de este sábado estaban presentes asociaciones como la Plataforma ciudadana Salvemos la Cartuja y personas vinculadas al mundo cultural de Los Monegros o estudiosos de las pinturas como José Ignacio Calvo, experto en la obra de Fray Manuel Bayeu.

Asimismo el acto contaba con representantes de instituciones como Ayuntamiento de Sariñena, de Lanaja y Comarca de Los Monegros. Tampoco faltaba representación de cada partido político desde donde se trabaja en aunar posturas aunque sin un éxito rotundo. Mientras muchos insisten en que la DGA se haga cargo, otros abogan por la Comarca; algunos por la figura de una Fundación e incluso por pasarlo de nuevo a manos privadas.

Finalmente se llegaba a un acuerdo por escrito en el que aquellos que lo deseaban firmaban un documento que pide (no exige) que el Gobierno de Aragón lidere un proceso de traspaso de titularidad privada a pública. En ningún momento se demandaba una restauración íntegra del monasterio en el corto plazo, conscientes de la situación económica actual.

GALERÍA DE FOTOS