Las cuadrillas anti incendios de la Ribagorza no estarán operativas hasta abril

El jueves se presentaba la planificación para el operativo de actividades forestales que desarrolla personal de la empresa SARGA. En el caso de la Ribagorza, el operativo lo forman tres cuadrillas, cinco puestos de vigilancia y una autobomba pero ninguna estará operativa antes del 14 de abril. Por lo que respecta a las cuadrillas de espacios naturales, en el Posets Maladeta, se incorporarán en mayo.

Audio sin título
Audio sin título

Con la planificación ya presentada, el acuerdo que se firmó en 2012 para ampliar las campañas para los retenes de todo Aragón en 2014, no sólo no se cumple sino que además, con respecto a 2013, presenta recortes que afectarán al funcionamiento de la misma. Uno de los puntos de ese acuerdo era ampliar la duración de los contratos hasta, alcanzar en 2015, los diez meses. Por lo que se refiere, a las cuadrillas de parques naturales, el acuerdo, con el horizonte temporal de 2015, era ampliar a 64 meses.

En el caso de la Ribagorza hasta abril no se cree que haya ninguna cuadrilla operativa. Entonces entrará en funcionamiento, el retén del Bajo Ésera, y las otras dos cuadrillas, los puestos de vigilancia y la autombomba, lo harán, paulatinamente, para llegar a junio con el operativo al 100%.

En el caso de los parques naturales, hasta mayo no se suelen incorporar las cuadrillas y, por lo que respecta al Posets Maladeta no se espera que exista ningún problema aunque lo que se considera que no tiene explicación es que de los 123 trabajadores que forman estas cuadrillas, a día de hoy, sólo 9 estén contratados.

Los retenes realizan trabajos de prevención y extinción de incendios, como mantenimiento de cortafuegos o caminos, y de puntos de agua y también o salidas a los incendios, en los puestos de vigilancia controlan la zona que les corresponde y la autobomba acompaña a la cuadrilla cuando el vehículo de los bomberos no puede acceder. Además, el acuerdo de 2012 contemplaba una segunda actividad para los puestos de vigilancia que sólo trabajan tres meses.

En los espacios naturales, realizan labores de mantenimiento y vigilancia, o trabajos selvícolas, pero también tareas como informar, recoger muestras de animales muertos, censos o realizar campañas de control.

El 27 de marzo está prevista una movilización en Zaragoza para pedir que se planifiquen las campañas con tiempo, y así generar un puesto de trabajo estable que, a su vez, permita fijar población, en el medio rural, y la especialización del sector forestal.