El Ayuntamiento de Jaca busca un nuevo autobús urbano

El Ayuntamiento de Jaca está interesado en renovar el servicio de transporte urbano y adquirir un nuevo autobús. Con su adquisición se renovaría la flota, que actualmente cuenta con más de seis años de antigüedad.

Aunque de momento no se ha fijado una fecha en el calendario, desde el Consistorio ya se están buscando nuevos modelos de casas automovilísticas que pudieran ser adquiridos por la ciudad. Con algunos de ellos ya se ha efectuado una prueba, reproduciendo el recorrido para asegurar que el vehículo es cómodo y adecuado para la fisonomía de la ciudad.

La prueba más reciente se ha efectuado este martes por las calles de Jaca en las que el alcalde, Víctor Barrio, la concejal de Movilidad, Cristina Muñoz, y el concejal de Hacienda, Daniel Ventura, han circulado por toda la ciudad subidos en autobús de una casa alemana.

Según Barrio, lo que se busca “es la seguridad y el confort del pasajero mucho antes que el precio del vehículo”. En este sentido, una de las premisas que se quieren destacar es que el Consistorio está buscando un vehículo nuevo y de gran calidad mecánica, con capacidad para transportar tanto a personas en sillas de ruedas como carritos de bebés. Por ello, la rampa automática y la amplitud de espacio serán valoradas a la hora de decantarse por una casa o por otra.

Asimismo, dentro del compromiso adquirido por el Ayuntamiento de llevar a cabo para desarrollar políticas que promuevan el respeto al medio ambiente, el Consistorio también exigirá que el nuevo autobús cumpla con las especificaciones y garantice la emisión reducida de CO2 a la atmósfera.

El actual servicio, que se viene prestando con regularidad, funciona con un vehículo de más de 6 años de antigüedad y que en los últimos meses ha sufrido diversas averías por su uso. La última reparación implicó el gasto de casi 4000 euros a las arcas municipales. Por ello, desde el Ayuntamiento se insiste en la necesidad de cambiar de vehículo lo antes posible, adquiriendo uno que cumpla los requisitos y que, además, evite a la ciudad el elevado coste de reparaciones.