El barrio de Santiago busca relevo para la asociación de vecinos

Uno de los problemas a los que se enfrentan muchas entidades vecinales es la falta de gente comprometida. Es el caso de la Asociación del barrio de Santiago de Huesca, cuya junta directiva finaliza su mandato en 2015 y necesita caras nuevas que se hagan cargo de la misma. Implicación que también se echa en falta en la organización de las fiestas, ya que hay mucho trabajo previo y pocas personas para llevarlo a cabo.   Un asunto que se volverá a plantear en la asamblea anual que celebra, este viernes, el barrio de Santiago. Su presidente Félix Batalla insiste en la necesidad de contar con gente nueva que aporte ideas frescas y tome el relevo de la actual junta directiva.   Por otro lado, se informará a los asociados de la deuda que el Ayuntamiento de Huesca tiene con la asociación, a quien debe unos 4.000 euros correspondientes a las facturas de gas del local, en régimen de alquiler, pertenecientes a los años 2012 y 2013. Se plantean pedir que se subrogue el contrato a nombre del consistorio, como así ocurre con los gastos corrientes del resto de entidades vecinales.   En dicha reunión se presentará, además, el estado de cuentas del ejercicio 2013 y se pasará a la aprobación de los presupuestos de este año. También se recogerán las deficiencias existentes y las propuestas que sirvan para mejorar el barrio. Ideas que se trasladarán al consistorio oscense.