David Navarro: “Ascender es posible, es difícil aunque fuéramos primeros”

David Navarro se ha puesto manos a la obra en la dirección técnica de la SD Huesca. El objetivo trabajar y recuperar al equipo para la causa, que no es otra que seguir luchando hasta el final por alcanzar los cuatro primeros puestos. Las opciones han bajado bastante tras los malos resultados de la segunda vuelta fuera de casa, pero el técnico reconocía en su presentación que siempre es difícil ascender y que quedan ocho escalones que hay que ir subiendo uno a uno para poder llegar con esas opciones.

En la presentación de David Navarro, el presidente Fernando Losfablos ha destacado a David Amaral al que ha calificado como un señor y una de las mejores personas que han pasado por el Huesca. Además ha reconocido que ha sido una decisión difícil y dolorosa, pero que el fútbol tiene estas cosas.

El técnico zaragozano asume el reto con ilusión y con ganas de poder llevar al equipo al objetivo final, reconociendo que no es fácil, que casi no hay tiempo, y que no podía decir que no a la oferta de la SD Huesca ya que a muchos entrenadores les gustaría estar en su lugar. Además se considera un hombre de la casa.

No es momento de grandes cambios, pero sí de buscar soluciones a los males de un equipo que ha dado una pobre imagen en las últimas semanas. La situación anímica es mala y hay que recuperarla, además de la deportiva que tampoco es buena, ha dicho Navarro.

Ha visto al equipo en varios partidos y además ha compartido algunos entrenamientos con el Almudévar con el conjunto azulgrana por lo que sabe con lo que cuenta, además del apoyo de Luis Helguera y Roberto Cabellud, como se ha visto ya en la primera sesión de trabajo del nuevo entrenador. Considera que es una plantilla completa y buena y que quiere eliminar las debilidades y aprovechar las fortalezas.

No es bueno querer dar muchos pasos de vez por lo que ahora lo primordial es preparar al equipo en las mejores condiciones para el encuentro del domingo con el Conquense y poder demostrar que se puede ganar y mejorar el juego que se ha visto.

A la afición no le pide nada, reconoce que hay que darle, y promete poner trabajo, dedicación y todo su corazón en esta etapa en el banquillo azulgrana. Sabe que los aficionados a nada que le dé el equipo responderán.

En el primer entrenamiento se ha visto mucha intensidad, como es habitual cuando se producen estos cambios, y lo primordial es que los jugadores asuman su papel importante para cambiar la dinámica ya que desde el club se tiene claro que no solamente es responsabilidad de los técnicos todo lo que está sucediendo en esta complicada campaña.