Miedo entre sindicatos agrarios y regantes por las bajas ofertas de las empresas que optan a construir el embalse de Almudévar

No se atreven a hablar claramente de "bajas temerarias", pero los sindicatos agrarios y los regantes de la zona de Monegros han expresado su sorpresa y también su temor porque este proyecto acabe acumulando problemas y modificados, a la vista de las bajas de incluso más del 50% que contemplan los proyectos presentados por las tres empresas que optarían a construir la conocida como "balsa" de Almudévar.

El secretario provincial de UAGA, David Solano, dice que "da que pensar". Reconoce que se supone que los ingenieros del Ministerio hicieron los cálculos para que el embalse se pudiera hacer con un coste de en torno a 200 millones de euros, y entiende que ninguna empresa se habrá presentado al concurso para perder dinero. Confía en que las garantías de obra sean buenas, pero, a la vista de esto, se pregunta qué habrá ocurrido en estos últimos años.

Por su parte, José Fernando Luna, presidente provincial de ASAJA asegura que esto no va a salir bien, y afirma que tiene terror. Considera que el embalse está abocado a mofidificados de obra, y que no se cumplirá el plazo. También les preocupa que esta baja afecte al proyecto de restitución y al precio que se pague por las expropiaciones.

José Víctor Nogués, presidente de la Cooperativa Los Monegros de Sariñena, afirma que está contento, pero también muy preocupado, por lo que podría acabar pasando por esta baja. Igualmente le sorprende mucho la enorme diferencia entre el dinero marcado en el proyecto inicial y el resultado de las ofertas.

El embalse de Almudévar será pagado en parte, finalmente, por los regantes. Éstos creen que la Administración tendrá que estar muy pendiente de qué ocurre para que no acaben siendo los principales perjudicados.