Aragón cuenta con una base agraria fuerte, clave para el desarrollo agroindustrial

La Renta Agraria en Aragón experimentó en 2013 un aumento del 18,5% respecto el año anterior. En este periodo, la producción total agraria creció un 10,2%, por el incremento de las producciones agrícolas y el buen comportamiento del sector ganadero. Además, las precipitaciones, por encima de la media de los últimos años, hicieron posible que la cosecha de cereales batiera todos los records. El Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón considera que son datos buenos, este año de manera particular, en lo que han influido diferentes factores, partiendo de una climatología favorable. Asegura que las cifras ponen de manifiesto que es un sector pujante, muy profesionalizado, diversificado, aunque en menor grado de lo que podría estar, y un sector de futuro que funciona muy bien.

La producción agraria, es decir, el valor total de los bienes y servicios producidos por los agricultores y ganaderos, en 2013 alcanzó la cifra de 3,8 millones de euros frente a los 3,44 del año anterior y los 3,3 de 2011. El año 2012 se caracterizó por una sequía climática extrema, sin embargo, en el año 2013 se recogieron abundantes lluvias y las temperaturas fueron suaves en primavera. Todo ello favoreció la producción de cereales que fue histórica con un aumento del 83% respecto al año anterior. En cambio, el precio de los cereales cayó un 22,7%, haciendo que el año de mayor cosecha desde que se dispone de datos estadístico, no fuera el de mayor valor de la producción. Los recursos hídricos almacenados en los embalses permitieron que no hubiese restricciones en el riego, favoreciendo las siembras del maíz que aumentó su superficie en un 25%. Además, se registraron importantes daños por pedrisco, inundaciones y viento, que afectaron a las producciones agrarias en diversas comarcas aragonesas (Cinco Villas, Jiloca, etc.)

Según las estimaciones, el valor de la producción agrícola aumentó un 25% hasta alcanzar los 1,44 millones € y el de la producción ganadera un 2,7% con 2,2 millones € de valor. Por tanto, se observa que, en la estructura productiva del sector agrario aragonés, el 58 % del valor lo genera la ganadería, el 38 % la agricultura y un 4% los servicios agrarios y actividades secundarias.

El incremento general que se ha producido, tanto en la producción agrícola como en la ganadera, alcanza una media del 19% teniendo en cuenta las cifras que se obtienen de los dos últimos ejercicios. Es una situación en la que, comparada con el panorama nacional, Aragón supera la media. En este sentido, el consejero Lobón destacaba que este escenario evidencia que Aragón es una potencia agraria con una excelente base para ese desarrollo de la agroindustria que constituye un objetivo fundamental del Gobierno. Además, ponía el acento en la política de regadíos y en las infraestructuras hídricas, como elementos vertebradores del territorio, ligado al desarrollo agrario y agroindustrial, asegurando que es esta la dirección quieren que tome el nuevo Programa de Desarrollo Rural que en estos momentos se está negociando con el sector.

Los datos se extraen del Avance de Macromagnitudes Agrarias, que anualmente realiza el Servicio de Estudios, Análisis e Información dependiente de la Secretaría General Técnica del Departamento, como un ejercicio de transparencia e información a partir de una metodología científica muy exhaustiva.

Estos datos se elaboran, de manera detallada, a partir de más de 10.000 encuestas a agricultores, aforos de predicción de cosechas y encuestas segmentadas en toda la superficie de Aragón, por lo que son datos sumamente fiables. En esta ocasión, además, se ha realizado una comparativa de la situación del sector en los dos últimos años, además de exponer cifras desglosadas por provincias.

La producción agrícola

Los cereales, frutales y forrajes representaron en 2013 el 87 % de la producción agrícola. Los cereales alcanzaron una producción de 3,7 millones de toneladas que con respecto al año anterior representó un aumento del 83 %, y del 28,7 % respecto el año 2011. Sin embargo, a pesar de tratarse de una cosecha histórica, observamos que su valor solo se incrementa un 1 % con relación al 2011 debido a la caída de los precios en torno al 22 %.

La cosecha de fruta aumentó un 14,6 % con respecto al año anterior y un 10 % con 2011. El buen comportamiento de los precios medios de las frutas (+10,8 %) ha supuesto un incremento del valor de la producción del 26,6 %. (manzano, peral, melocotonero, cerezo, albaricoquero, ciruelo y almendro). La alfalfa, el tercer subsector agrícola en importancia, ha visto descender la superficie el año pasado un 10,8 % y la producción un 14 % respecto el 2012, lo que ha originado un descenso en el valor de la producción del 10,4 %.. La vid y el olivo también tuvieron importantes incrementos productivos tras un 2012 de fuerte sequía.

La producción ganadera

La producción ganadera aumentó un 2,7% gracias al buen comportamiento del sector porcino cuyas cotizaciones ascendieron un 3,5 %. El porcino supone el 61% de la producción ganadera aragonesa y el 35,5 % de la producción final agraria. El descenso del precio de los cereales ha favorecido la bajada del precio de los piensos, disminuyendo los costes de la alimentación del ganado. Igualmente la ganadería extensiva ha dispuesto de abundante alimentación en el pastoreo y los ganaderos no han tenido necesidad de comprar tanto pienso como en 2012.

En 2013 se criaron en Aragón 10,15 millones de de cerdos destinados a sacrificio produciendo 0,97 millones de tm. de carne, lo que supone un incremento respecto el año anterior del 2,3 % de animales y un 4,2 % de producción de carne. En cuanto al ganado bovino de carne, en 2013 se sacrificaron 272.771 animales cuyo valor alcanzó los 332 millones de €, lo que representa el 15,6 % producción ganadera con un incremento en el valor del 1,6 %. El ganado ovino y caprino se ha estabilizado en 2013 con 1,37 millones de cabezas y los precios han sido inferiores a los del año anterior en un 5,6 %. Esta situación es preocupante puesto que los costes de producción están comprometiendo la viabilidad de muchas explotaciones.

Gastos

Los gastos de los elementos utilizados en el proceso productivo, o gastos intermedios de fuera del sector, se incrementaron en 2013 el 1,3 % alcanzando la cifra de 2,15 millones €. En consecuencia, según las estimaciones de la macromagnitudes agrarias la Renta Agraria en Aragón creció en 2013 un 18,4%, mientras que la Renta Agraria nacional lo hizo en un 7,7 %.