"Van a hacer falta más bomberos profesionales"

El consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, cree que la Comunidad Autónoma de Aragón necesitará incorporar nuevos bomberos profesionales para poder cumplir con el objetivo de llegar a cualquier núcleo habitado en un tiempo de respuesta máximo de 35 minutos.

Suárez, que ha presidido la reunión de la Comisión de Coordinación de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, ha afirmado que cuando nos referimos a estos servicios “Aragón no está mal en recursos materiales, aunque serán necesarios algunos bomberos profesionales más para hacer posible la atención en un tiempo máximo de 35 minutos con servicios de bomberos dirigidos por profesionales”.

La Comisión ha analizado los Decretos que está tramitando el Gobierno para regular la creación de la Escuela de Bomberos, el Registro y la Organización y el Funcionamiento de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento.

Los miembros de la Comisión (Diputaciones Provinciales, Comarcas, Ayuntamientos o sindicatos, entre otros) han estado estudiando los borradores de Decreto.

Ahora, una vez que sean publicados en el Boletín Oficial de Aragón, se abrirá un periodo de información pública para que todos los interesados puedan presentar alegaciones que serán analizadas por el Gobierno e incorporadas, en su caso, al texto definitivo.

Posteriormente, comenzará una tramitación que durará unos tres meses y que conlleva la solicitud de informe a los Servicios Jurídicos, a los diferentes Departamentos del Gobierno de Aragón y al Consejo Consultivo, antes de la aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno.

Cabe recordar que el Decreto de Organización y Funcionamiento incluye la distribución del territorio aragonés en 15 zonas de actuación para garantizar el tiempo máximo de respuesta fijado en 35 minutos. En la provincia de Huesca serán cinco zonas.

Una vez aprobado, se abrirá un proceso para la redacción del plan que se desarrollará en los siguientes años y en el que se contendrá la ubicación definitiva de todos los parques de bomberos y los medios materiales y humanos necesarios para cumplir con los objetivos marcados.