Vuelve el invierno a las estaciones de esquí

Cerler nieve nevada esquí

Tras unos días primaverales en los centros invernales del Pirineo Aragonés, este fin de semana vuelve el invierno, con la llegada de un frente que traerá un descenso de las temperaturas y precipitaciones de nieve a partir de la cota 800 metros. Las estaciones tienen el cien por cien de sus pistas y remontes en funcionamiento, y este fin de semana dependerá su funcionamiento y puesta en marcha de las condiciones del tiempo,

Hemos tenido hasta ahora un mes de marzo con tiempo estable y sol en las estaciones, que han dejado dos fines de semana de una alta ocupación en pistas y en los hoteles y restaurantes, Con la llegada de la primavera, este fin de semana llega un frente que dejará precipitaciones de nieve, sobre todo en la tarde del sábado y en la jornada del domingo, donde las temperaturas registrarán un brusco descenso.

Falta un mes para terminar la temporada que está siendo calificada de buena, aunque como manifestaba el director general de la empresa EIVASA, que gestiona la estación de Astún, podría ser mejor, si hubiera acompañado la meteorología

Para este fin de semana en el valle del Aragón, Astún y Candanchú quieren ofertar cerca de 90 kilómetros esquiables, en el valle de Tena, Formigal con 128 kilómetros y Panticosa con 30. En el valle de Benasque, Cerler con 75. La calidad de nieve es dura primavera, que podría convertirse en polvo, en función de la precipitaciones que puedan caer en las próximas horas.

Con relación a los espacios nórdicos están abiertas las estaciones de Linza en el Valle de Ansó, Candanchu-Somport, Balneario de Panticosa, Pineta y Llanos del Hospital. El circuito de Candanchu tendrá un uso limitado debido a la celebración este fin de semana de los campeonatos de España de Esquí de Fondo,