Unanimidad en las Cortes para pedir a DGA que negocie la adquisición de la Cartuja

Cartuja de Las fuentes

Todos los grupos parlamentarios pedían al Ejecutivo que negocie la adquisición del Monasterio de la Cartuja de las Fuentes en la localidad oscense de Sariñena. La Comisión de Educación, Universidad, Cultura y Deporte aprobaba por unanimidad un texto que solicita el inicio de las conversaciones de compra “a partir de la oferta recibida” para, posteriormente, abrir un proceso de negociación institucional para garantizar el futuro de este monumento de la comarca de los Monegros.

Así, la iniciativa, junto con la negociación, pide “que, posteriormente, el Gobierno de Aragón, de acuerdo con el Ayuntamiento de Sariñena, la Comarca de los Monegros y la Diputación Provincial de Huesca, busque la mejor fórmula posible para garantizar el futuro del Monasterio de la Cartuja de las Fuentes, dando cabida a la mayor participación posible de otras instituciones, entidades y colectivos ciudadanos”.

El texto era consensuado por los diputados a partir de tres iniciativas, una de cada grupo de la oposición y todas enmendadas por el PP, que apostaban por dar solución a la situación de este bien de interés cultural desde diferentes perspectivas.

La socialista Lorena Canales destacaba que, hasta ahora, “el Gobierno tira balones fuera y es una dejación de funciones en toda regla”, por lo que, en su opinión, “es hora de tomar cartas en el asunto inmediatamente”.

Por su parte, Gregorio Briz, desde CHA, justificaba el texto de su grupo argumentando que “se trata de un patrimonio histórico fundamental”. “Como otros edificios en Aragón y en España, desde el siglo XVI ha sufrido avatares de todo tipo pero su importancia y singularidad le hace un bien de interés absolutamente claro”, añadía. Por eso, Briz defendía la posición favorable de CHA a que “la propiedad debería ser en todo caso del Ejecutivo”. 

Adolfo Barrena (IU) coincidía también con PSOE y CHA en “reclamar la propiedad para el Gobierno” para evitar “un atentado histórico y cultural como es dejar en el más absoluto abandono y desidia este Monasterio”.

Los grupos que sustentan la acción del Ejecutivo, PP y PAR, apoyaban el texto, al que la primera de estas formaciones había presentado enmiendas. “Si ahora corre mucha prisa, ¿durante doce años qué han hecho?”, trasladaba el portavoz popular en esta materia, Fernando Galve, al PSOE, manifestando que “en los tiempos que corren la Administración no puede permitirse la inversión y pasar a titularidad pública si los propietarios no cumplen con la hacienda pública”. A este argumento, María Herrero (PAR) añadía que “hay que sentarse a negociar, liderados por el Gobierno, pero cuantos más arrimen el hombro mejor”.