La sentencia que indica que el camping de Castejón de Sos debe “desaparecer” se ejecuta 14 años después

La dirección general de Turismo del Gobierno de Aragón finalmente obligará a ejecutar la sentencia de cierre y desalojo del camping de Castejón de Sos. Ésta fecha del 29 de mayo de 2000. Desde entonces, no se había vuelto a poner sobre la mesa la situación de este servicio hasta que, el pasado mes de junio, se convirtió en una de las infraestructuras más dañadas por la avenida del Ésera. Ahora, sus propietarios tienen un mes para hacer desaparecer todo lo que ahí hay.

Si bien es cierto que tras recibir la notificación de la sentencia de cierre en 2000 se realizaron obras en el río con la creación de una escollera que ayudase a cumplir las condiciones requeridas, parece ser que tras la obra no se siguieron todos los trámites pertinentes para legalizar el camping y así fue hasta que en mayo de 2013 se retomaron los trámites para que este servicio contase con todos los permisos necesarios acudiendo hasta la zona técnicos y especialistas para trabajar en ello.

La suerte quiso que apenas un mes después, el camping, aún es situación ilegal, fuese arrasado por el agua, eso sí, con la fortuna de no causar ninguna muerte.

En el momento en el que el camping nació sí que contó con una licencia que no se fue adaptando a la legislación hasta que la Confederación Hidrográfica del Ebro la anuló y tras ella vino la sentencia de la dirección general de Turismo. Hace apenas dos meses, Xavier de Pedro, director de la CHE, volvió a reiterar la imposibilidad de que en la zona hubiese un camping

Sobre este tema, el alcalde de Castejón de Sos, José Manuel Abad, solo ha querido anunciar que el Ayuntamiento ya ha encargado la redacción de un proyecto para la construcción de un nuevo camping y está tramitando todos los informes necesarios para asentarlo en una nueva ubicación mientras se sigue trabajando en buscar la mejor opción para su puesta en marcha (un promotor o una concesión municipal).