Innova Huesca, un proyecto para que las empresas se beneficien del conocimiento de la Universidad

Las empresas de la ciudad, sea cual sea su sector o tamaño, van a tener a partir de ahora un asesor en materia de innovación tecnológica. Se trata de un proyecto que acerca el conocimiento de la Universidad de Zaragoza al entorno empresarial. "Innova Huesca- Unizar Emprende" trabajará para que el desarrollo tecnológico de los grupos de investigación tengan su reflejo en la sociedad oscense y las empresas se beneficien de ello.

Si una empresa del metal está pensando en fabricar nuevos elementos, Innova Huesca le puede poner en contacto con el grupo de investigación de materiales de la Universidad de Zaragoza. Ésta ofrecerá sus estudios e incluso comenzará a investigar nuevos materiales interesantes para el proyecto que está sopesando la empresa.

Es un ejemplo de la colaboración que puede surgir de este nuevo proyecto, y en el que los colaboradores tienen puestas muchas esperanzas.

La vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica de la UZ, Pilar Zaragoza, visitaba el CRTI para presentar este proyecto a una veintena de representantes de organizaciones empresariales, federaciones de la provincia o polígonos. Innova Huesca nace de la colaboración entre el Ayuntamiento de Huesca y la OTRI (Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación) de la Universidad de Zaragoza. Se ha hecho posible gracias al convenio firmado por el consistorio y el departamento de Industria del Gobierno de Aragón.

El Ejecutivo Autónomo aporta 125.000 de los 169.000 euros con los que está financiado este proyecto.

El proyecto Innova Huesca abre sus puertas en el CRTI del polígono Sepes de Huesca. Las empresas pueden acercarse, pero también van a comenzar una ronda de visitas para conocer de primera mano las necesidades y potencialidades de cada sector. Desde esta oficina se informará y ayudará en la preparación de convocatorias de financiación de diferentes ámbitos como el europeo, que suele ser menos conocidas por las empresas.

Entre otras líneas de trabajo, ofertará las patentes que ya posee la Universidad de Zaragoza, así como la posibilidad de realizar contratos para desarrollar acciones concretas de I+D+i desde los grupos de investigación. Igualmente difundirá la información de las convocatorias públicas de financiación de este tipo de proyectos para facilitar que sean posibles.