Opinión:Finalizados los nacionales de alpino, snowboard y fondo, pobre papel aragonés

José Luis Rodrigo

El futuro del esquí de competición en Aragón cada vez esta más complicado. Solo con echar un vistazo a lo ocurrido esta temporada las conclusiones son muy claras. Hasta el esquí de fondo, que tradicionalmente éramos algo, nos hemos ido de vació en categorías absolutas de los nacionales.

La temporada 2011/2012 Aragón saco  29 medallas en los nacionales de fondo, la temporada 2012/2013 28 medallas, esta temporada 2013/2014 ha sacado 14 medallas

En fondo que otros años luchábamos por las medallas absolutas, este año ni eso.

Javi Capdevila y Alba Puigdefabrefas junto a parte de la cantera con Vigo, Sanchez o Marcos Puigdefabregas han sacado las castañas de fuego

Han salvado los muebles Inda Garin y Gorka Ugalde en alpino en los nacionales y el esfuerzo de algunos muy, muy jóvenes esquiadores.

En los nacionales de snowboard-cross ni rastro de Aragón. Cataluña, Andalucia, Navarra...se han llevado las medallas.

En los JJOO de Sochi (salvo la espontaneidad de Victor Lobo), Aragón desaparecida en todas las disciplinas.

Lo demás en el esquí aragonés es de traca y fracaso – y no por culpa de los deportistas-

A esto hay que sumar la imagen de desunión de Aragon que ha quedado muy patente en los circuitos. (Solo había que ver la situación en Candanchú)

Los catalanes, vascos, navarros......nos han vuelto a dar una lección. Ellos tienen los mismos problemas que todos, el poderoso caballero don dinero. Si embargo siguen navegando con rumbo y con proyecto.

En los clubes aragoneses andan amargados por el poco apoyo que tienen. Dificultades para organizar carreras, para sacar adelante los cursillos, las promociones…

Los padres se desesperan. Juegan un papel muy importante. Son los principales patrocinadores. Pasan los años y cada vez peor. Ven cómo sus hijos van perdiendo la ilusión ante el futuro que les espera.

Están trabajando la cantera los padres, clubes, entrenadores…y ven cómo ya desde la base se les truncan las ilusiones.

Aragón ha apostado por una nieve de “ocio” y ha dado la espalada a los corredores. Los resultados ahí están. Una pena

.